El sector agropecuario cubano y las relaciones con Estados Unidos

Varios son los escenarios que se viven y vislumbran de cara a la seguridad alimentaria en la isla caribeña,a partir de sus vínculos con Estados Unidos, en un nuevo contexto de relaciones para las dos naciones. De los primeros acercamientos e intenciones a la eliminación definitiva del bloqueo, hay varias etapas que transitar, no exentas de ventajas y desafíos.

El 17 de diciembre de 2014 marcó una nueva etapa en las relaciones Cuba-Estados Unidos, como el inicio de una solución al diferendo entre ambos países, prolongado por más de 57 años. A partir de esa fecha se han adoptado medidas encaminadas a la futura normalización de las relaciones económicas entre ambas naciones. Sin duda, aún queda un camino por recorrer, no libre de obstáculos, pero con el ánimo y la voluntad de buscar y encontrar las soluciones más aconsejables y mutuamente ventajosas en la mesa de negociaciones y en condiciones de igualdad.

La despedida de Obama

El Presidente de EEUU intenta prolongar la política para normalizar relaciones con Cuba, cuando le quedan menos de tres meses en la Casa Blanca. ¿Qué novedades traen su reciente Directiva Presidencial y las medidas adoptadas por su gobierno?

La Directiva Presidencial emitida por Barack Obama y las medidas que entraron en vigor esta semana para aliviar el bloqueo económico de Estados Unidos a Cuba causaron gran revuelo en los medios de comunicación del mundo. Más que una señal del alcance real del paso, el alboroto mediático evidencia probablemente la magnitud de una confrontación bilateral heredada desde los tiempos de la Guerra Fría, pero con raíces anteriores en la historia.

Empleo y nuevo código laboral

Las actuales condiciones laborales referidas en el nuevo Código del Trabajo solo serán oportunidades reales para las personas si se articulan con otras políticas que deben acompañar la implementación de esa norma laboral.

 

Las políticas activas y promotoras de innovación deben orientarse a ambos sectores, el estatal y el no estatal, como ámbitos económicos dinámicos e innovadores. Igualmente deben enfocarse en el óptimo aprovechamiento de la calificación de la población cubana, en tres direcciones básicas: incrementar la remuneración en un segmento de excelencia vinculado a objetivos estratégicos, ampliar la diferenciación salarial con mayor énfasis en complejidad y resultados del trabajo; flexibilizar mecanismos laborales en el sector estatal y otras formas de propiedad.

Cuba, las respuestas ante el shock venezolano

Para conservar lo que se ha ganado en credibilidad financiera, hace falta diseñar e implementar sin demora respuestas de política económica que combinen ajuste de gastos, cambios estructurales inmediatos, coordinación con el sector privado, y una política cambiaria activa.

Finalmente se confirmaron las predicciones. En la sesión de la Asamblea Nacional, el pasado mes de julio, el gobierno cubano anunciaba que este año 2016 ocurriría una contracción de los suministros de combustible pactados con Venezuela.