Algunas preguntas para la economía cubana

Economistas sostienen que es hora de acelerar y llevar a otro nivel las reformas económicas iniciadas por el gobierno de Raúl Castro.

En octubre de 2019, se tomó la decisión de inaugurar una red de tiendas para la venta de artículos en dólares estadounidenses

Foto: Tomada de factorcoahuila.com

La Habana.- Desde 2011, se encuentra vigente el proceso de actualización del modelo económico en Cuba. Sin embargo, a pesar de haberse puesto en práctica un grupo importante de medidas, la economía mantiene rezagos importantes:

  • Presenta un ritmo de crecimiento inferior al esperado.
  • Las exportaciones de bienes no logran expandirse todo lo que se requiere.
  • Las exportaciones de servicios se han contraído fundamentalmente a causa de condiciones adversas en el entorno internacional. El turismo, disminuyó en 2019 un nueve por ciento (de 4,7 a 4,3 millones), en parte por el recrudecimiento del bloqueo norteamericano que ha impuesto nuevas medidas restrictivas como la prohibición de los viajes de cruceros a Cuba, pero también a causa de la caída en la llegada de visitantes de varios países de Europa (Alemania, Reino Unido, España, Italia y Francia). Los servicios profesionales cayeron por la emergencia de gobiernos de derecha en Latinoamérica que han afectado la prestación de servicios médicos cubanos. Tal es el caso del retiro de alrededor de 8.000 médicos cubanos de la Misión Más Médicos en Brasil con el nuevo gobierno de Jair Bolsonaro. A ello se suma la difícil situación política que ha enfrentado Venezuela, que es el primer destino de las exportaciones médicas cubanas.

En aras de buscar soluciones múltiples que permitan dinamizar finalmente la economía cubana y sobre todo la captación de divisas tan necesarias para este propósito, en octubre de 2019 se tomó la decisión de inaugurar una red de tiendas para la venta de artículos en dólares estadounidenses. Más allá de las opiniones a favor o en contra de tal medida, los resultados son alentadores al verificarse:

  • Un incremento de los establecimientos y una expansión de su localización. Se cuenta con 80 tiendas, distribuidas en todo el territorio nacional, no solo en las cabeceras municipales, sino también en otros lugares apropiados para este tipo de comercio.
  • Una demanda de los productos ofertados superior a la planificada, siendo los equipos más comercializados, neveras de pequeño formato, consolas de aire acondicionado y motos eléctricas.
  • La inserción de producciones nacionales en este esquema.

El pasado 6 de febrero, se anunció la ampliación de las ofertas a expender en esta red. Según el Ministro de Economía, Alejandro Gil, esta nueva medida surge a partir del intercambio con los propios demandantes quienes han reclamado la presencia de otros bienes. Se incluirán, entre otros, sistemas de seguridad, generadores eléctricos, calentadores, cámaras frías, minibares, campanas de extracción, podadoras de césped, máquinas de coser, equipos informáticos como laptops, computadoras de mesa y partes y piezas de computadoras.

El listado corrobora que este mercado se orienta a un segmento específico de demanda de ingresos medios y altos, provenientes en buena medida de remesas desde el exterior. Es correcto diferenciar el mercado, solo que no debe perderse de vista el segmento mayoritario de la población que percibe una ampliación de la diferenciación social y solo se beneficia a través de políticas de redistribución que no son tan evidentes.

De igual forma, se dio a conocer que se está concretando la posibilidad que las personas naturales puedan importar a través de empresas estatales especializadas, una modalidad ampliamente esperada.

Otro anuncio relevante es que la venta de vehículos en CUC, aprobada desde 2014, se realizará ahora en USD con un 10 por ciento de descuento en su precio actual. El 85 por ciento de la recaudación por ventas se destinará al mejoramiento del transporte público.

Esta es, quizás, la declaración que más interrogantes genera:

  • ¿Qué impacto real en términos de recaudación ha tenido la venta de autos en Cuba de 2014 a 2019, tomando en cuenta que los precios en el mercado cubano superan con creces los del mercado internacional?
  • ¿Cabe esperar un aumento de la demanda con la nueva medida si se anuncia que tales precios solo disminuirán en un 10 por ciento?
  • ¿Qué significación puede tener la reinversión del 85 por ciento de los ingresos por ventas en el mejoramiento del transporte público del país? ¿Cuántos de esos ómnibus, vagones u otros que hoy se necesitan podrán ser comprados a partir de esta fuente?
  • ¿Se precisa solo nuevos medios de transporte en Cuba o el problema es ciertamente mucho mayor si se considera el estado real de los viales?
  • ¿Qué horizonte temporal se espera para ver los resultados de esta medida en el mejoramiento del transporte público?
  • En caso de que tuviera lugar la expansión de la demanda, ¿está preparada Cuba para una circulación mayor de autos, en medio de una crisis profunda con el suministro de combustible y una insuficiente infraestructura vial?

Estos son solo algunos de los cuestionamientos que las nuevas medidas anunciadas por las autoridades generan en un público preparado para interpretar tales declaraciones. (2020)

2 comentarios

  1. Miguel

    Un disparate total

  2. Diana

    Explicate por favor, a qué te refieres? Cuál es el disparate?

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.