Redes de Cuba debaten sobre juzgar la difusión inescrupulosa

Una publicación sobre el trágico accidente de un niño en el malecón habanero generó una polémica sobre la “difusión dañina”, para lo cual ya existen leyes en Cuba.

En Cuba ya existen legislaciones para sancionar a quienes hagan difusión dañina que afecte la intimidad y derecho de imagen de las personas.

Foto: Tomada de redes sociales

“Siento vergüenza”, “Ojalá que el desalmado sea juzgado”, “Cada vez que hay una calamidad aparecen esos buitres”, “Lamentablemente está de moda”, “Es el fondo de la inconciencia humana”. Estos son algunos comentarios contra una publicación en Facebook sobre el ahogamiento sucedido el 21 de noviembre.

Un usuario posteó varios videos sobre el trágico suceso de un adolescente, que perdió la vida al ser arrastrado por las aguas del Malecón habanero, lo que viola el derecho de imagen de la víctima y pudiera incurrir hasta en otros delitos, según las leyes vigentes en Cuba.

El lamentable hecho ocurrido este lunes en la capital cubana fue filmado completamente por esa persona, que en varias partes de los materiales expresa frases despectivas hacia la dolorosa situación que observa. Decenas de comentarios se sumaron a criticar la publicación en el propio perfil y post de la persona, la cual ya no está disponible en esta red social.

La denuncia de decenas de personas hizo que la red social Facebook bloqueara la publicación inescrupulosa sobre el ahogamiento de un niño en el Malecón habanero.

Salvar en vez de grabar… o al menos, respetar

“Si en vez de utilizar el teléfono, hubiese llamado a la Policía o al Cuerpo de Bomberos”, reclamó el usuario Yoandy Palomino en el propio post del autor. Para Mercedes Sosa, “eso no sirvió”. “Te quedará un cargo de conciencia para toda la vida. Si no podías hacer nada, al menos no grabes”, ripostó.

“Pienso que se nos están olvidando los valores que nos enseñaron en la escuela, un niño pidiendo auxilio y solo les importa publicar”, criticó Ritabel Domínguez. Joanna Llanes opinó lo mismo: “graban cómo muere una persona en vez de ayudar aunque sea en lo más mínimo. Aunque sea gritar para darle ánimos o buscar ayuda. Qué crueldad de gente”.

De los más de 400 comentarios generados en la publicación, todos fueron de denuncia, salvo algún que otro que el propio autor publicó para justificar su postura. Junto a las opiniones negativas, varias personas también reportaron el post en la red social, gracias a lo cual hoy está censurado.

Sin embargo, la polémica no descansó ahí, porque la ciudadanía se hizo eco de publicaciones de crítica a estas actitudes desde sus propios muros en redes sociales.

En ese sentido, para la usuaria Ailyn Benítez, es una moda grabar en vivo o publicar videos de ese tipo para generar likes. “Se ha perdido la empatía”, comentó en una denuncia realizada en Facebook sobre el tema. Incluso algunos medios independientes y ciudadanía publicaron gráficas sobre el problema.

No basta con denunciar

Varias personas usuarias en las redes sociales comentaron que no basta con denunciar, también hay que juzgar. Para Isel Herrera, “deberían meterlo preso por grabar ese tipo de cosas sin pedir ayuda”.

Esta no es la primera vez que suceden hechos de este tipo en el país caribeño. En mayo de 2018, usuarios inescrupulosos grabaron a las víctimas del accidente aéreo en el que fallecieron 112 personas. En mayo de 2019, otros transeúntes filmaron la agonía de quienes sufrieron un terrible accidente automovilístico en el paseo marino del Malecón de La Habana.

A 24 horas de publicados los videos, el usuario identificado tras el post no aparece en Facebook, o al menos no con la misma foto de perfil y nombre. Puede haber sido sancionado por la red social o puede también haber usado un seudónimo para publicar.

No obstante, para estos hechos, ya hay legislaciones en Cuba.

El Decreto Ley 35/2021, “De las Telecomunicaciones, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y el uso del Espectro Radioeléctrico” establece que el usuario tiene como deber “no usar el servicio para realizar acciones o transmitir información ofensiva o lesiva a la dignidad humana, de contenidos sexuales, discriminatorios, que genere acoso; que afecte la intimidad personal y familiar o la propia imagen y voz, la identidad, integridad y el honor de la persona, la seguridad colectiva, el bienestar general, la moralidad pública y el respeto al orden público”.

El Reglamento sobre el modelo de actuación nacional para la respuesta a incidentes de ciberseguridad en las tipificaciones de los incidentes de ciberseguridad, establece como nivel de peligrosidad alto a la difusión dañina, que incluye la publicación de mensajes de accidentes de cualquier tipo que afecten la intimidad y dignidad de las personas.

A propósito de esas nuevas normas, se informó más sobre la Oficina de Seguridad de Redes Informática (OSRI) que, entre otras funciones, se encarga de recibir reportes, incluidos de la ciudadanía, e investigar sobre hechos que afecten el funcionamiento de las tecnologías de la información del país. (2022)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.