Comunidad de Chicas Poderosas llega a Cuba

Se trata del capítulo cubano de una comunidad global que busca impulsar el liderazgo femenino y la igualdad de género en los medios.

“Nos hemos propuesto extender una red de apoyo para el autocuidado, el crecimiento profesional y el emprendimiento femenino desde alianzas diversas”, aseguran las gestoras del evento.

Foto: Tomado del perfil de Facebook de Chicas Poderosas Cuba

La Habana, 31 oct.- Con la etiqueta #juntasmejores, se lanzó este viernes en las redes sociales Chicas Poderosas Cuba, “una colectiva creada por y para el empoderamiento femenino, desde la comunicación y en interacción con otras disciplinas y saberes”, explicaron sus gestoras.


Interacción comunitaria

Esta es una de las principales áreas de acción de la colectiva para extender su alcance, realizar un trabajo más cercano, y llegar a quienes no acceden a los canales de comunicación digitales.

“Comenzaremos por realizar un diagnóstico de las comunidades para que la interacción se base en sus necesidades. La idea es realizar talleres, conversatorios o diálogos, proyectar audiovisuales, desde el empoderamiento, la auto-referencia, la diversidad de género, y la interseccionalidad”, explicó Katiuska Govín. (2020)

La comunidad en la isla caribeña forma parte de una red global que trabaja por el liderazgo de las mujeres y la igualdad de género en los medios de comunicación y está presente en 17 países de América Latina y el Caribe, y en Estados Unidos, España y Portugal.

En el caso de la plataforma cubana, además de potenciar la comunicación con una perspectiva feminista, sus áreas de acción  se extenderán a la interacción comunitaria y el emprendimiento con enfoque de género e interseccional.

“Somos mujeres con formaciones, saberes y experiencias diversas pero con deseos comunes y ganas de hacer para tratar que este sea un país más justo, más equitativo y más inclusivo”, comentó a la Redacción IPS Cuba, la periodista Liz Oliva, embajadora de Chicas junto a Diarenis Calderón, educadora popular y activista.

Entre sus objetivos está impulsar y promover proyectos empresariales de liderazgo femenino; la capacitación profesional para una comunicación, creación artística y activismo social con perspectiva de género y la creación de proyectos colaborativos de comunicación feminista, priorizando los espacios comunitarios.

Logo de Chicas Poderosas Cuba. El 14 de noviembre se desarrollará la primera capacitación de esta comunidad en Cuba.

Foto: Tomado del perfil de Facebook de la plataforma


Emprendimiento con enfoque de género e interseccional

“El objetivo de esta área de acción es crear una red de mujeres emprendedoras que puedan apoyarse entre sí y a la vez ayudar a quienes quieran comenzar. Esperamos también que sean aliades para el desarrollo y sostenibilidad de las acciones de la comunidad de Chicas Poderosas Cuba”, explicó Kamila Fernández, productora general de la red cubana.

Las primeras acciones serán talleres gratuitos que permitan que cada mujer descubra qué capacidades tiene y cómo puede capitalizarlas.

“La idea es guiarlas para que desde sus propios intereses, y a la escala que  deseen, puedan empezar desde cero, gestionar y sostener su emprendimiento. Lo primero es que reconozcan el valor del trabajo que realizan, porque las desigualdades de género también se presentan en muchos casos en la remuneración.

“Por ejemplo en el caso de los oficios, trabajos como la albañilería o la carpintería que suelen ser realizados por hombres tienden a ser mejor remunerados que otros feminizados, como pueden ser la costura o quienes hacen dulces caseros o lavan para la calle”, indicó.

“Se trata también de facilitar oportunidades para cambiar su realidad. Conocemos muchas mujeres que no logran salir de relaciones violentas porque hay una dependencia económica mediando.

“A futuro quisiéramos crear un banco de trabajo para mujeres y crear un pequeño fondo que nos permita apoyar económicamente a algunas de ellas para iniciar su emprendimiento”, detalló la joven graduada de ingeniería industrial y emprendedora.

Motivaciones para el cambio o una estrategia para transformar Cuba

Para Oliva, Chicas Poderosas Cuba parte de la necesidad de ampliar los espacios feministas e interseccionales, que sean seguros e impulsen ese diálogo necesario entre la diversidad de mujeres que existen en la sociedad cubana actual.

“Muchas veces el feminismo se queda en el espacio académico y es necesario alcanzar los barrios, las zonas marginalizadas, las que sabemos vulnerables”, explicó la  periodista, de 26 años de edad.

Por su parte, Calderón, también curadora de artes visuales, considera esencial brindar la posibilidad de que las mujeres se reconozcan como sujetas de acción y de su propia voz, y encontrar todos los canales posibles para facilitar ese empoderamiento.

“Tenemos que mirar quiénes están siendo menos representadas o tienen menos accesos a oportunidades que le permitan una movilidad social. Qué sucede con las mujeres negras, queer, trans, las que viven en las periferias, las trabajadoras del hogar, las mujeres acosadas por violencia familiar, las mujeres adultas mayores”, comentó.

Katiuska Govín, quien gestionará el área de interacción comunitaria, piensa que primero hay que romper el silencio, seguir demandando por una ley integral contra la violencia de género, reconocer y visibilizar las formas en que la población negra en Cuba ha sido históricamente marginalizada.

“Dice Audre Lorde, en Los diarios del cáncer, que el miedo nos lleva al silencio, pero este seguirá ahí aunque callemos. Entonces, lo mejor es hablar, sacar todo de adentro”, referencia la médica, de 35 años.

Potencialidades

“Creo que todo proyecto que intente visibilizar que el machismo existe, que la sociedad patriarcal nos aplasta, y que el feminismo no es el odio a los hombres, ya aporta mucho”, comentó Rachel Morales, periodista y parte del equipo de comunicación.


Gestión y Capacitación

“Esta área surge como uno de los objetivos de la equipa, encaminado a ofrecer formación profesional para una comunicación, creación artística y activismo social con perspectiva de género”, explican Yurena Manfugás, activista e investigadora de 26 años de edad, y Taissé Del Valle, periodista e investigadora, 25 años.

Con este objetivo se desarrollará una serie de talleres gratuitos impartidos por académicos, investigadores, líderes y lideresas comunitarias de nuestro país, así como también jóvenes emprendedores y educadores populares.

El primero de estos tratará sobre “Herramientas digitales para la investigación periodística”, a desarrollarse el sábado 14 de noviembre en un espacio virtual.

En la programación también se encuentra:

– Violencia de género: realidades de la sociedad cubana actual

– Protecciones legales ante vulneraciones de los derechos de la mujer

– Mujeres trans, existencia y resiliencia

– El cuentapropismo, oportunidades y dificultades para la mujer cubana de hoy

– Identidad de género, orientación sexual y oportunidades laborales. Un diálogo desde el contexto actual

– Marketing digital para mujeres emprendedoras

– Taller de Ecofeminismo 

Entre las proyecciones de Chicas está facilitar el aprendizaje de quienes comunican para posicionar en la agenda de los medios, y en las redes públicas, temas que no se tratan con frecuencia o se hacen de forma superficial o equivocada.

“Nos encontramos a menudo en esos canales contenidos violentos, excluyentes, sexistas. Esto parte del hecho que muchos de esos fenómenos, como el acoso, están tan naturalizados que apenas nos percatamos cuando lo reproducimos”, aseguró Morales.

Calderón explicó que la red también  busca posicionar nuevas formas de educar y aprender de forma positiva, así como hacer propuestas de crianza feminista en los diferentes espacios en los que participen.

“Es importante que criemos hijes que descubran lo peligrosa que es la violencia machista en todas sus expresiones, que sepan reconocerla”, dijo la educadora popular.

Por otra parte, pertenecer a una red global, explicó Calderón, ha permitido sumar conocimientos desde las experiencias del trabajo en colectiva que existen en Latinoamérica.

Para Morales, también ha sido “la oportunidad de conocer mujeres que están impulsando y liderando proyectos valiosísimos en la región y aprender de ellas, conectarnos con sus luchas y crecer, de forma colectiva e individual”.

“La posibilidad de articularnos, apoyarnos entre nosotras, dentro y fuera de Cuba, es sin duda una potencialidad, más cuando sabemos que el cambio debe impulsarse de forma colectiva y por eso ahora lo principal es que Chicas Poderosas Cuba crezca, que se sumen muchas más personas”, concluyó Oliva. (2020)

Un comentario

  1. Elena Larrinaga

    Dirijo la Red Femenina de Cuba. Es una plataforma de divulgación Y coordinación de mujeres. Me gustaría mucho que entráramos en contacto para sumar esfuerzos.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.