Jornada contra la homofobia promueve participación por los derechos LGBTI

Este año, la sede de las actividades centrales es la oriental provincia de Camagüey.

Estudiantes y profesores participaron en el intercambio académico realizado en Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey.

Foto: Archivo IPS Cuba

Camagüey, 17 may.- A ser parte del cambio en la materialización de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intergénero, invitó un encuentro en la Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey, sede central de la XII Jornada Cubana contra la homofobia y la transfobia.

Manuel Vázquez, subdirector del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), que cada año organiza la jornada, enfatizó: “no participar no nos va a dar derechos, quedarnos callados no nos va a dar derechos, no construir no nos va a dar derechos, nos va a colocar en el lugar de que otros digan, hablen o participen por nosotros”.

“La constitucion (votada por mayoría en referendo en febrero pasado y ratificada por el parlamento en abril), además de triunfo, está generando un grupo importante de retos que no podemos dejar en tierra de nadie, esos retos están en nuestros hombros, y en nuestras manos, están en la posibilidad que tengamos de participar”, destacó.

La jornada, dijo Vázquez ante estudiantes, profesores y activistas, trata también de lanzar ese mensaje, que todos podamos ser parte del cambio, seamos capaces de contribuir y lograr que nuestra sociedad sea cada vez más inclusiva.

El objetivo de estas campañas, dijo Mariela Castro Espín, directora del Cenesex, es presentar realidades que salen en las investigaciones científicas, en testimonios de las personas que las sufren y hay que socializarlas, además de ir generando soluciones y mecanismos.

Sin meterse en la cama de nadie

De acuerdo con la directora del Cenesex, el centro es una institucion creada por el Estado cubano para atender la complejidad y diversidad de realidades que se incluyen en la educación integral de la sexualidad.

 

Jornada salpicada de cultura

En ese oriental territorio, además del encuentro con el estudiantado y profesorado de ciencias médicas y otras entidades del sector de la educación y la salud, se inauguró la exposición colectiva de artes visuales Siete colores, se llevó a escena la obra Farándula y el cierre será este 17 de mayo con la Gala contra la homofobia y la transfobia y una fiesta entre los activistas de diferentes provincias.

 

“No nos metemos en la cama de nadie, aportamos elementos de análisis de cómo a lo largo de la historia se utilizó el cuerpo de las personas, su sexo y se creó la diferencia entre hombres y mujeres, para buscar espacios de poder y la dominación de determinados grupos”, dijo.

“Lo que combatimos con nuestro trabajo es que las diferencias se usen para humillar, discriminar, quitar derechos, excluir socialmente a otras personas”, indicó Castro Espín, para quien la educación integral de la sexualidad es una herramienta para educar en el sentido de la libertad.

Según reconoció, hay una parte de la sociedad cubana que comprende lo que estamos haciendo, que lo apoya, que aporta elementos organizativos, de análisis y ayudan; mientras otra, no lo comprende y lo obstaculiza y lo descalifica, pero la mirada dialéctica y marxista da herramientas teóricas y metodológicas para ver las contradicciones y trabajarlas.

Promover el diálogo

A raíz de una pregunta lanzada desde el auditorio por Yamilka González, de la Dirección Provincial de Higiene, se abordó la postura de las iglesias, en un país donde más de 60 congregaciones religiosas están protegidas por la ley y la Constitución.

Castro Espín explicó que a partir del debate constitucional, surgieron confrontaciones con algunas iglesias, principalmente evangélicas y algunos obispos católicos.

“La contradicción era esperada. No podemos pretender que desde el dogma de las iglesias piensen exactamente igual a como estamos proponiendo el cambio social”, dijo y acotó que “pensar diferente no es peligroso, lo peligroso es cuando se induce, se estimula, hasta incluso se compra la fe”.

En el encuentro se abordaron temas como la definición de matrimonio en la nueva Constitución.

Foto: Archivo IPS Cuba

Castro reveló que para esta jornada existieron planes de sabotear con violencia la conga contra la homofobia, finalmente suspendida tanto en La Habana como en Camagüey, por decisiones no totalmente esclarecidas y comprendidas por activistas, lo que motivó una marcha alternativa no autorizada, en la que fueron detenidos algunos participantes luego liberados.

Según apuntó Vázquez, los fundamentalistas se pronuncian contra el aborto, los derechos humanos de la comunidad LGBTI, la posibilidad de que todas las personas puedan desarrollarse en igualdad de condiciones y “generar la sujeción de nuestras conductas no a la conciencia y a la libertad, no a los derechos humanos, sino a los dictados que son hegemónicos desde dogmas religiosos”.

Todo ello, destacó, lesiona el programa de desarrollo económico y social del país hasta 2030, va contra la Constitución, que aprobada por mayoría, proscribe la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

Añadió al respecto que las acciones que promueve el Cenesex, abogan por la igualdad, la equidad, los derechos para todas y todos y el respeto. “Nosotros no queremos más derechos de unos sobre otros, nosotros queremos que todos tengamos los mismos derechos, que podamos coexistir en paz y nos respetemos”, acotó.

A su juicio, el límite al ejercicio del derecho de cada quien, es “justamente el derecho de quien tengo sentado delante, de quien tengo sentado al lado y eso implica también respetar la individualidad de estas otras personas”.

Al respecto, Castro Espín y Vázquez se refirieron a la necesidad de dialogar, pero desde una posición firme y clara: nada que vaya contra los derechos humanos de un grupo importante de personas.

Para el subdirector del Cenesex, ese diálogo con las iglesias se debe llenar de contenido con argumentos y herramientas aportados por quienes desde la teología, con alto nivel, se acercan a los textos bíblicos con interpretaciones inclusivas y más contextualizadas, y no aquellas de la justificación y el respaldo para eliminar derechos e irrespetar a personas.

En el intercambio se abordaron temas como la definición de matrimonio en la nueva Constitución, la necesidad de sensibilizar y formar en estos asuntos al personal de salud y educación y también a las familias y a la sociedad, entre otros. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.