Las cubanas temen más a la covid-19 que los hombres

Son ellas también quienes más buscan apoyo psicológico en las iniciativas existentes para ello.

Según el estudio, las mujeres en Cuba temen más a la covid-19 que los hombres.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 26 jul.- Las mujeres en Cuba temen más a la covid-19 que los hombres, según dio a conocer el estudio “Género y temores a la Covid-19 en una muestra de la población cubana”, publicado en junio por el International Journal of Mental Health and Addiction.

El miedo ha sido uno de los problemas psicológicos más frecuentes en la población durante la actual pandemia, refiere el texto realizado por un colectivo de autores del Departamento de Psicología de la Universidad “Marta Abreu”, de la central provincia de Villa Clara, y la Fundación RECAL, en España.

A partir de la aplicación online de 772 encuestas anónimas en la isla caribeña, la investigación encontró que las mujeres participantes experimentaron un miedo significativamente mayor a la covid-19 que los hombres.

Aplicada entre el 4 de abril y el 27 de mayo del presente año, los resultados indicaron que ellas sufren un mayor impacto psicológico y altos niveles de estrés, ansiedad, insomnio y depresión.

“Ser mujer es un predictor de niveles medios y altos de miedo a la enfermedad. Las probabilidades de una mujer con los niveles de miedo medio y alto, en comparación con el miedo bajo fueron 3,13 y 3,45 veces más que para un hombre, respectivamente”, insistió la investigación.

En ese sentido, el estudio corroboró las pesquisas internacionales que indican una mayor vulnerabilidad psicológica en la población femenina durante la ocurrencia de la covid-19.

Las y los investigadores señalaron que, si bien el miedo puede ser beneficioso a la hora de incrementar la percepción de riesgo y asumir comportamientos protectores, a su vez provoca que las personas no piensen clara y racionalmente.

Igualmente el estudio significó que el hecho de que las mujeres experimenten más miedo que los hombres durante la covid-19, se debe a factores inmediatos y de largo plazo.

Y el colectivo remarcó que se ha manifestado como resultado de anticipar un impacto negativo de la enfermedad en su salud y la de pacientes cercanos, familiares o amigos.

“Por otro lado, los cierres de escuelas y guarderías han tenido masivamente, mayores necesidades de cuidado infantil, lo cual tiene un gran impacto en las madres trabajadoras”, argumentó la pesquisa.

Indicaron, a su vez, cómo la pandemia puede elevar los índices de discriminación y estigma hacia personas que hayan padecido la covid-19, así como se incrementan los niveles de racismo, xenofobia y suicidios.

Por ello, las y los especialistas de la indagación cubana insisten en que estos resultados apuntan a la necesidad de diseñar intervenciones que reduzcan el impacto negativo del brote actual en la salud mental de las mujeres.

Valoraron, asimismo, la importancia de realizar nuevos estudios donde se comprendan otras variables como género, edad, educación, etnia y/o religiosidad.

Activistas y especialistas en masculinidades han alertado que los hombres asumen conductas riesgosas con más frecuencia que las mujeres.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Ellos mueren más, pero le temen menos

Aun cuando el sexo no está establecido como un indicador de salud en una mayor contagio o no de la covid-19, sí existen estadísticas que muestran que son los hombres quienes más fallecen, debido a una enzima convertidora angiotensina 2, que predomina en el sexo masculino.

Pero si bien las mujeres y los hombres se contagian por igual de la covid-19, existen condicionantes psicológicas y normas sociales patriarcales que conllevan a que ellos se expongan más a la enfermedad y ellas extremen medidas higiénicas para evitar el contagio.

Sobre los hombros de las mujeres descansa desde el cuidado de niños y ancianos en el hogar hasta las propias actividades de higienización, por lo cual un miedo a la covid-19 no es solo el temor a la enfermedad, sino a todo lo que trae consigo, como abundó el estudio.

Redacción IPS Cuba estimó con base en un sondeo que el proceso de limpiar alimentos y la casa durante la pandemia lleva una media de cuatro horas al día; y para las mujeres con niños, este trabajo es aún más agotador.

La oficina regional de ONU Mujeres subrayó en un comunicado que las mujeres están en la primera línea de respuesta a la covid-19 como trabajadoras, profesionales de la salud y cuidadoras, pero llamó a las autoridades a tener en cuenta la dimensión de género y mantener los servicios ante el posible aumento de la violencia machista.

El hogar, destacó la división latinoamericana, es el lugar más inseguro para las mujeres de la región, la segunda más letal luego de África en feminicidios.

Todas estas condicionantes mencionadas pudieran justificar no solo el miedo a la pandemia y a lo que implica sino cómo ellas acuden más a los servicios especializados de consejería.

En el pequeño monitoreo realizado por la Redacción IPS Cuba se constató que las mujeres son mayoría entre quienes piden asistencia en los más de cinco grupos de apoyo vía WhatsApp, creados por la Sección de Orientación Psicológica de la Sociedad Cubana de Psicología y de varias instituciones educacionales, profesionales y científicas del país.

Resulta entonces que en las diferencias de las escalas de miedos que sienten mujeres y hombres hacia la covid-19, intervienen igualmente la capacidad del (auto) reconocimiento del temor y la necesidad de pedir ayudas. En el caso de ellos, la presencia de imaginarios sociales sobre masculinidades hegemónicas les impide, en muchas ocasiones, asumir temores o reclamar apoyo.

Así se alertó en un coloquio virtual sobre la experiencia de hombres cubanos frente a la covid-19, donde se expuso además la emergencia de actitudes violentas de estos en hogares y espacios públicos, conductas irresponsables con las medidas para prevenir la covid-19 y poca implicación en labores domésticas y de cuidados.

Situaciones vinculantes que también avalan el estudio de cómo los hombres temen menos a la covid-19, las alerta el historiador y antropólogo Julio César González Pagés cuando declara algunas acciones riesgosas asumidas por ellos durante la pandemia.

El fundador de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades enfatizó durante el mencionado coloquio, que “se han manifestado actitudes negativas y machistas de los hombres como no colocarse correctamente el nasobuco, exponerse al peligro, estar jugando dominó en grupo como si no pasara nada”. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.