Legado de feministas cubanas revive en un documental

La víspera en la noche tuvo lugar la premier de En busca de un espacio, en el habanero cine Chaplin.

El documental En busca de un espacio forma parte de una iniciativa mayor, que incluye la película Todas y un proyecto homónimo, que además de producción audiovisual, abarcará la realización de talleres, un repositorio web y giras conjuntas entre artistas e investigadores. En esta foto, las actrices Andrea Doimeadiós e Isabel Santos durante el rodaje del documental.

Foto: IPS_Cuba

La Habana, 27 jun.- Tras encendidas polémicas y sortear diferencias a lo interno, las mujeres cubanas ganaron importantes batallas sociales y políticas en las primeras cuatro décadas del siglo XX, que son reflejadas en el documental En busca de un espacio, de la cineasta Marilyn Solaya.

“El filme intenta saldar una deuda histórica”, resaltar el rol ciudadano de esas mujeres y sus aportes a la construcción de la nación, “aspectos que han sido prácticamente silenciados”, dijo Solaya a la Redacción IPS Cuba, sobre la obra que fue estrenada el 26 de junio, en el habanero cine Chaplin.


Largometraje Todas

En busca… se gestó como parte de un proyecto mayor, el largometraje Todas, que será una película sobre mujeres diversas.

Marilyn Solaya desde hace algunos años escribe el guion para recrear momentos trascendentes en la vida de feministas y sufragistas cubanas como María Collado, Pilar Morlón de Menéndez, María Luisa Dolz y Dámasa Jova, cuyas historias estarán conectadas con un personaje ficción llamado Ana, que interpretará Andrea Doimeadiós.

En la película participarán también las destacadas actrices Isabel Santos y Amada Morado, también con apariciones en el documental.

La ley para administrar sus bienes de manera independiente (1917), la del divorcio vincular (1918), la eliminación del adulterio como delito (1930) y la obtención del derecho a votar (1934), son algunos de los hitos abordados en el audiovisual.

Asimismo, la cineasta explicó que el contenido de su obra tomó como referente el libro En busca de un espacio, Historia de mujeres en Cuba (Ciencias Sociales, 2003), del escritor Julio César González Pagés, que fue el asesor y conductor del audiovisual.

“El lujo de tener a un amigo historiador es que te permite un acercamiento a sucesos y personajes de los que habitualmente no se habla o cuya vida conocemos parcialmente”, comentó la realizadora.

Al respecto, afirmó que “así sucede con las mujeres protagonistas del documental”, que hoy son desconocidas a pesar de sus trascendentales aportes a la obtención de innumerables derechos, “que no siempre llegaron a disfrutar”.

La conducción de González Pagés, las opiniones especializadas, el material de archivo empleado y los libros e investigaciones consultadas permitieron recrear los momentos más importantes de la etapa, como fueron los Congresos Nacionales de Mujeres de 1923, 1925 y 1939, respectivamente.

Para hacer ese recorrido histórico y conectar el pasado con el presente, el filme acude a entrevistas a destacadas investigadoras e intelectuales cubanas como Daysi Rubiera, Norma Vasallo, Gisela Arandia y Yamila González.

Según Solaya, si bien el documental “tiene que ir al circuito comercial, también es una obra destinada a llegar a los lugares donde se debate sobre temas de derechos de mujeres”.

Muchas de las mujeres a las que hace referencia el documental son desconocidas a pesar de sus trascendentales aportes a la obtención de innumerables derechos, que no siempre llegaron a disfrutar, expresó Marilyn Solaya.

Foto: IPS_Cuba

La realizadora remarcó igualmente que trabajó con un equipo sui géneris, en el cual vinculó a “un staff técnico del mundo del cine y personas del ámbito académico”.

El filme contó con la dirección de fotografía de Rafael Solís, cámara de Víctor González, diseño de luces de Oscar Pérez, sonido de Ricardo “Tato” Pérez, música original de Rodrigo García, banda sonora de Osmani Olivare, edición de Kenia Velázquez y caricaturas de Jorge Sánchez.

A este grupo se sumaron integrantes de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM), como Yonnier Angulo y Neida Peñalver en la producción, Jesús Muñoz como asistente de dirección y jefe de prensa, y Younelsis Hernández en el vestuario.

Cartel del documental.

Más allá del cine

“La historia demuestra que cuando hubo momentos de unión, ellas alcanzaron grandes proezas”, expresó Solaya en la conferencia de prensa efectuada este martes, en el Centro Cultural y Cinematográfico Fresa y Chocolate, en la capital cubana.

Para el historiador y antropólogo Julio César González Pagés, el audiovisual “es un homenaje a grandes mujeres silenciadas por la historia y una manera de celebrar varios centenarios que se pasaron por alto, como los del Club Femenino de Cuba (1918) o la Ley del Divorcio (1918)”.

A su juicio, “es un gran homenaje de la cultura cubana a esas mujeres que fueron pioneras en muchos temas sociales que hoy disfrutan todas”.

Para el también asesor de la premiada película Vestido de Novia (2014), que fue la ópera prima de Marilyn Solaya, el documental es muy valioso “porque el libro es una obra más privada, que llega sobre todo al ámbito académico, pero el cine tiene el poder de llegar a más personas”.

Manifestó que la alianza entre el pasado y el presente ha sido posible porque Marilyn Solaya “es una realizadora convencida, comprometida y feminista”.

El proyecto contó con el apoyo del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, el Festival de Cine Invisible de Bilbao, España, el Fondo noruego para el cine cubano y la Rueda Producciones. En esta foto, el asesor del audiovisual Julio César González Pagés.

Foto: IPS_Cuba

González Pagés refirió, además, que En busca… propone un recorrido, a través del lente, por sitios de gran valor histórico y patrimonial, incluso en la actualidad.

Y entre ellos mencionó la antigua sede del Club Femenino de Cuba (hoy oficina de la estatal Dirección Municipal de Cultura en Centro Habana), la fábrica de tabaco H. Upman, el Teatro Martí y la Quinta de los Molinos.

Además, agradeció una vez más la oportunidad de filmar en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso y el paraninfo de la Academia de Ciencias de Cuba, que fueron los escenarios principales de las dos primeras ediciones del Congreso Nacional de Mujeres.

En la conferencia, la afamada actriz Isabel Santos declaró que le motiva el documental porque “recupera una parte de la historia sobre la que hay un vacío y cada personaje te obliga a buscar más información e investigar muchísimo”. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.