Taller habanero previene en jóvenes la violencia de género

De acuerdo con especialistas, en este país caribeño se constata un auge de la violencia en parejas de jóvenes.

Miembros del Taller de Transformación Integral del Barrio Alamar Este participan de un espacio de formación en género para prevenir la violencia hacia mujeres y niñas, con énfasis en los jóvenes.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 26 dic.- El Taller de Transformación Integral del Barrio (TTIB) Alamar Este, en esta capital, intenta modificar imaginarios que hacen pervivir y naturalizar en adolescentes y jóvenes actitudes machistas y expresiones de violencia hacia las mujeres y las niñas.

Inés Laza, especialista en investigación del TTIB Alamar Este, explicó a la Redacción IPS Cuba que a través de conversaciones con las y los estudiantes de secundaria básica y preuniversitario y del método de observación, el equipo del taller identifica un auge de la violencia en parejas de jóvenes.

“Estamos viendo muchachas violentadas por sus novios, quienes las coaccionan para impedirles ciertas actividades, vestirse de determinada forma o hasta prohibirles asistir a algunos lugares. Esto nos ha dado la pauta de la necesidad de enfocarnos en esta generación que nos representará en un futuro”, argumentó.

Laza, con un amplio trabajo de prevención y atención de la violencia en su comunidad, indicó que dentro del conjunto de estudiantes se prioriza a los de noveno grado de la secundaria básica Amistad Cuba-Sudáfrica.

“Desde hace cinco cursos efectuamos allí, cada 15 días, pequeños talleres de sensibilización donde les explicamos tanto a hembras como varones las distintas manifestaciones que adopta la violencia de género y cómo eliminarlas”, contó.

La sensibilización en temáticas de violencia de género es esencial en el trabajo educativo con los jóvenes.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Asimismo, compartimos herramientas y conocimientos sobre cómo hacernos respetar por nuestras parejas, amigos, compañeros y vecinos, agregó.

Para ello, el TTIB busca el apoyo de jóvenes profesores de Educación Física para el trabajo en las escuelas, que coordinen juegos de participación donde niños y niñas aprendan a divertirse sin violencia.

Algunos de estos entrenadores también desarrollan encuentros de conocimientos en las secundarias básicas o sirven como locutores en las actividades escolares para la promoción de mensajes de bien público.

Nuestro objetivo es que se vea que los jóvenes tienen un papel protagónico en las actividades que estamos haciendo, precisó la activista.

No obstante, aclaró “estamos yendo más allá de la adolescencia y también incidimos en estudiantes de primer y segundo año de la carrera de Medicina, quienes hacen su residencia en el Policlínico Docente Enrique de los Ángeles Betancourt”.

Detalló que a estos jóvenes se les imparte un módulo y en los debates “buscamos sus opiniones, saber qué podrían hacer cómo futuros médicos en sus consultorios ante la llegada de un caso de violencia de género. Esto nos ha dado fuerzas para continuar, porque tienen una buena proyección”.

Según Laza, muchas mujeres no se reconocen como víctimas de la violencia y recordó que durante la discusión de un material educativo con los estudiantes, “una de las médicas comenzó a llorar, y fue tan fuerte que tuvimos que parar la proyección para atenderla”.

“Fue algo muy triste cuando nos dijo que ella se sentía retratada en las situaciones que estaba viendo, y que hasta ese instante no se percataba que era una de las tantas víctimas”, amplió.

Según la especialista, “hemos sugerido a la cátedra de Medicina incluir este tema de la violencia de género en los planes de estudio, porque estos casos van a los consultorios, cuerpos de guardia y si la doctora o el doctor o no está preparado, ¿cómo lo puede enfrentar?”.

El 27 de noviembre inició una nueva campaña por la no violencia hacia las mujeres y las niñas, impulsada por el no gubernamental Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR), que estará en activo durante los próximos cuatro años bajo el nombre de Evoluciona.

La iniciativa es organizada de conjunto con la Federación de Mujeres Cubanas, el estatal Centro Nacional de Educación Sexual, el Centro de Estudios sobre la Juventud y se articula con la Campaña Internacional Basta, de la organización humanitaria Oxfam Internacional.

Un informe de esta última organización, publicado en julio, aportó tendencias regionales y un análisis comparativo sobre ocho países de América Latina y el Caribe, entre ellos Cuba, con respecto a la violencia contra las mujeres a partir de encuestas a personas de 15 a 25 años.

El 68 por ciento de las jóvenes cubanas aceptan los insultos como parte de las peleas de parejas, revelaron las estadísticas, que midió disímiles comportamientos. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.