Ambientalistas descontaminan río de la capital cubana

A orillas del río Almendares, en La Habana, personas de todas las edades recogieron más de una tonelada de desechos.

Limpieza rio Almendares

Con el lema “No la dejes caer”, la jornada ambientalista en La Habana incluyó bicicletada, feria ecológica de emprendimientos y actividades de educación ambiental.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 5 nov.- Cerca de una tonelada y media de desechos se recolectaron en la desembocadura del río Almendares, en esta capital, durante la jornada de limpieza de costa, que la Fundación Antonio Núñez Jiménez dedicó al Día Mundial contra el Cambio Climático.

La convocatoria reunió a proyectos, clubes de motoristas eléctricos, ciclistas, emprendimientos y la comunidad, así como a personas individuales, sensibilizados con la protección del medio ambiente, el mar y las especies que lo habitan.

Esa iniciativa se inserta en una campaña de comunicación ambiental y concientización que la fundación desarrolla junto a la Embajada de Noruega en Cuba. En esta ocasión se enfocó en la limpieza y el saneamiento de playas y zonas marino-costeras.

Lo que la ciudad vierte al río

El Almendares, que recorre varios municipios de la capital cubana, arrastra desechos vertidos río arriba por lo que el estuario, de gran valor natural, presenta un elevado índice de contaminación.

La limpieza de playa fue una de las facetas de la jornada, que estuvo precedida por una bicicletada, desde La Habana Vieja hasta la salida del túnel de Quinta avenida, en el municipio Playa, realizada con la colaboración de la mipyme Vélo Cuba.

En la margen del río, personas de todas las edades recogieron desechos acumulados como envases plásticos, neumáticos, botellas y piezas metálicas, resultado de la indisciplina y de una deficiente recolección pública.

REcogida desechos río Almendares
La recogida totalizó 1465,3 kg de desechos, fundamentalmente de residuos plásticos (1026 kg), metal (183,3 kg), vidrios (169,5 kg) y papel y cartón (86 kg).

Una vez clasificados, fueron pesados, saco a saco, por el equipo de la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre (FANJ), antes de ser dirigidos a diferentes destinos: la empresa de materias primas, los servicios comunales y los emprendimientos dedicados al reciclaje y la transformación del plástico en ecomadera.

La iniciativa, parte del proyecto Cuba limpia, posibilitó la recolección de 210 sacos y 57 bolsas de residuos plásticos, 54 sacos y dos bolsas de objetos metálicos, 19 sacos de vidrio y 12 sacos y cinco bolsas de papel.

La recogida totalizó 1465,3 kg de desechos, fundamentalmente de residuos plásticos (1026 kg), metal (183,3 kg), vidrios (169,5 kg) y papel y cartón (86 kg).

Participaron representantes de Ciclo Ecopapel, Enganche grupo creativo, Plástico En Cuba, Empresa Comunales de Playa, Cooperativa No Agropecuaria ATRES, Armonía, Alianza de Clubes, facultades de la Universidad de La Habana, el Proyecto de Desarrollo Local Ha’Bici, el Parque Metropolitano de La Habana y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Valen todos

Varias organizaciones de la sociedad civil, proyectos y emprendimientos se sumaron a la limpieza, y junto a ellos, personas diversas.

Daniel Valdés Ojeda, de la coordinación del proyecto Oasis, dedicado a las limpiezas submarinas y en los alrededores de las costas, explicó que ese grupo colaboró en la jornada con la limpieza del medio ambiente.

Además, se refirió a una iniciativa que también entrena en materia de snorkeling para contribuir a esa causa. “Se ha unido bastante personal e incluso quienes no pertenecen a ningún proyecto, pero han visto la convocatoria y se han sumado”.

Jorge Amado y Lisney Laza conocieron de la iniciativa en redes sociales: “vinimos por conciencia, por crear conciencia en la población… es muy importante que se conozca cada vez más que arrojar basura puede traer enfermedad, muerte a los animales marinos, e incluso, a nosotros mismos”.

Apuntaron que es la cuarta vez que participan en este tipo de iniciativa y lo seguirán haciendo siempre que se convoque.

Para Yasser González, fundador de la startup –empresa cuyo modelo de negocio escalable y el uso de las nuevas tecnologías tiene posibilidades de crecimiento– Citykleta, para la movilidad ciclista, “la bicicleta es ecológica y la gente que se mueve en bici en diferentes niveles está comprometida con el ecosistema en que vivimos”.

En la jornada ambientalista, que incluyó un bazar de emprendimientos locales y actividades de educación ambiental, participaron integrantes de diferentes grupos y personas extranjeras, algunas pertenecientes al cuerpo diplomático radicado en Cuba.

Sensibilizados por un medio ambiente sano

El embajador de la República Checa en La Habana, Petr Kaván, quien cumple su segunda misión en el país caribeño, quiso dedicar parte de su tiempo a la iniciativa ambientalista.

“La Habana es como parte de mi casa y quise contribuir a la limpieza”, declaró. Por otra parte, consideró: “La sociedad cubana tiene que aprender que la basura no se tira a la calle, porque después hay que recogerla”.

De la Embajada de Noruega, Susanne Gjonnes refirió que esa sede diplomática apoya el proyecto. “Somos un país de océanos como Cuba, esto tiene mucha importancia”, enfatizó.

Destacó que se trata de un área en la cual Noruega coopera con Cuba y otros países en el Caribe. Según dijo, la iniciativa ambientalista forma parte de un proyecto más grande con la FANJ, “a la que hemos apoyado por mucho tiempo”.  (2023)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.