Comunidades religiosas de Cuba promueven la responsabilidad ambiental

Un encuentro realizado por la organización budista laica Soka Gakkai junto a otras denominaciones religiosas, instó al compromiso individual frente al cambio climático.

cambio climatico cuba religiones

Un hombre observa un poste del tendido eléctrico derribado por los vientos del huracán Ike que afectó a la occidental provincia de Pinar del Río, en 2008. En el encuentro se hizo un llamado a asumir la responsabilidad individual y comprometerse activamente para mitigar las consecuencias del cambio climático.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 16 mar.- “Volver la mirada al interior” fue la idea que orientó el debate sobre cambio climático y responsabilidad ciudadana, guiado por tres mujeres de fe y convocado por la Soka Gakkai de la República de Cuba, una organización budista laica.

El encuentro, que se desarrolló el 13 de marzo en la Casa de Asia, sita en La Habana Vieja, miró este problema global desde los preceptos de la fe budista y musulmana.

“Actuamos sin pensar en las futuras generaciones, en que no somos los únicos seres vivientes sobre la Tierra, que compartimos hogar con un sinnúmero de especies y, sin embargo, somos la única que destruye el planeta…”, dijo en su ponencia Marylin Reyes, arquitecta de 26 años y miembro de la Soka Gakkai en Cuba.

El llamado fue a asumir la responsabilidad individual y comprometerse activamente con el cambio.

“No basta con que determinados organismos o a nivel gubernamental se tomen acciones, todos debemos implicarnos para que el cambio se materialice y no quede en teoría”, comentó Joannet Delgado, directora de esa organización.

cambio climatico cuba religiones

El panel compuesto por Marilyn Reyes, Yanelys Pardo, integrantes de la Soka Gakkai en Cuba, y Maryam Camejo, periodista y musulmana, remarcó la necesidad de que las comunidades de fe extiendan sus acciones para mitigar los efectos del cambio climático.

Para Yanelys Pardo, médica de 24 años y también miembro de la Soka, el diálogo es una herramienta valiosa y debe dirigir la sabiduría colectiva a la prevención de los conflictos, la erradicación de la pobreza y la protección del medio ambiente.

Es necesario reemplazar la competencia descontrolada por una visión ética de convivencia, sustituir la aplicación de la fuerza y la presión externa con el ejercicio de la decisión autónoma por parte de los pueblos y las sociedades, reemplazar la convivencia forzada por la coexistencia pacífica, añadió Pardo.

La periodista y musulmana Maryam Camejo apuntó que el enfoque desde la interreligiosidad, de respeto a la creación, puede ser importante para aunar esfuerzos y mitigar los daños del cambio climático.

La sociedad para la creación de valores, como también se conoce a la Soka Gakkai, existe en 192 países. Trabaja para la dignificación de la vida, y por lograr sociedades prósperas y pacíficas desde acciones educativas y culturales.

En Cuba tiene reconocimiento jurídico a partir de 2007, aunque desde el siglo XX diversos movimientos budistas han tenido actividad en el territorio nacional.

Acciones desde las comunidades de fe

Propiciar debates interreligiosos que contribuyan a crear nuevas formas comunitarias de enfrentar el cambio climático y definir, desde estos, líneas prácticas de acción, fue la propuesta de Camejo, de 28 años.

“En Cuba tenemos la Tarea Vida -plan estatal de enfrentamiento al cambio climático-, pero es oportuno pensar qué podemos hacer no solo como individuos sino también como comunidad”, exhortó.

Por su parte, Pardo se refirió a cómo la acumulación continua de experiencias de apoyo mutuo y de colaboración en respuesta a las crisis humanitarias y problemas ambientales permite construir una atmósfera de seguridad y confianza.

Sobre el aporte desde las visiones religiosas, puso como ejemplo que “la filosofía budista se basa en el compromiso consciente con la vida colectiva, eligiendo hacer cosas en bien de los semejantes, porque cuando beneficiamos a otros, nos beneficiamos a nosotros mismos. Nuestro mundo actual demanda desesperadamente esta clase de reorientación”, enfatizó.

cambio climatico cuba religiones

El encuentro propició debates sobre el cambio climático entre diversas religiones.

Foto: Archivo IPS Cuba

La SG a nivel internacional ha promovido entre sus acciones la Carta de la Tierra, con exhibiciones para fomentar una postura de compromiso personal frente a este documento y ha colaborado con estudios a través de su Centro de Proyectos y Estudios Ambientales del Amazonas (Brasil).

En el caso de Cuba, la sociedad busca diversificar los espacios educativos y lograr que la población se involucre en estos asuntos, explicó su directora a la Redacción IPS Cuba.

La Soka cuenta con un aproximado de mil integrantes en la isla caribeña, aunque no dispone de una sede para desarrollar sus acciones, lo que limita el alcance de su trabajo, consideró Delgado.

Asimismo trabajan para lanzar una publicación impresa que divulgue estas temáticas entre sus integrantes y el resto de la población, aunque esta todavía no se concreta por la situación económica que vive el país, explicó.

“El escepticismo sobre el cambio climático se convierte en una identidad política mientras ciudades enteras son amenazadas de quedar bajo agua y la naturaleza se resiente… Al sembrar la duda, se adormece la movilización de la sociedad civil en pro de un cambio”, refirió Camejo. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.