En medio de crisis, Cuba favorece uso de energías renovables

El desarrollo de las fuentes renovables es una de las principales políticas a impulsar más por la seguridad y sostenibilidad en ese sentido del país caribeño.

La puesta en funcionamiento de paneles solares en varias provincias de Cuba, junto a la construcción de bioeléctricas en centrales azucareros, la instalación de generadores de energía eólica, y de hidroenergía, con el aprovechamiento de pequeños y medianos saltos de agua. están entre las prioridades del gobierno cubano.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 14 sep.- La Unión Europea (UE) dio este miércoles un espaldarazo a la política para el desarrollo de fuentes renovables de energía (FRE) en Cuba, poco antes de que el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, anunciará medidas de ajuste ante una crisis de combustible, que afecta al transporte y las actividades industriales.

Jolita Butkeviciene, Directora de Cooperación de la UE para América Latina y El Caribe, confirmó el respaldo de ese bloque a la estrategia de desarrollo energético de la isla caribeña, durante la presentación del Proyecto conjunto de apoyo a la eficiencia energética de las FRE en función del desarrollo local.

La funcionaria de origen lituano habló en el lanzamiento de la iniciativa titulada «Apoyo a la eficiencia energética y a la promoción de las fuentes renovables de energía en función del desarrollo local», que se efectuó, el 11 de septiembre, en la sede del Ministerio de Energía y Minas.

Cuba intenta acelerar la explotación de las FRE en medio de una difícil situación económica, ante la caída en picada desde 2016 del suministro de Venezuela de petróleo a precios preferenciales, y tras el recrudecimiento del bloqueo económico de Estados Unidos que está frenando la llegada de combustible al país.

El discurso de clausura de Burkeviciene antecedió unas horas al anuncio por radio y televisión de Díaz-Canel sobre medidas de restricciones en el uso del combustible, y en el que llamó a la población a una mayor austeridad y ahorro, aunque pidió no alarmarse pues se trata de «una situación coyuntural».

 

Las FER hasta 2030

En el encuentro se presentó un resumen sobre la Política para el Desarrollo Perspectivo de las Fuentes Renovables de Energía y la Eficiencia Energética, aprobada oficialmente en 2014 y con un programa hasta 2030.

Hoy se acomete la construcción de bioeléctricas en centrales azucareros, y fomenta la instalación de generadores de energía eólica, solar, fotovoltaica, y de hidroenergía, mediante el aprovechamiento de pequeños y medianos saltos de agua.

Fuentes oficiales han indicado que actualmente funcionan 67 parques solares fotovoltaicos en Cuba que producen 156,6 megawatts y aseguran el 2,4 por ciento de la generación diurna del país. También hay más de 20.000 paneles fotovoltaicos en todo el territorio nacional.

Igualmente, se prevé la instalación y sincronización de los 22 aerogeneradores ya importados que se supone entregarán más de 86 gigawatts al año con un ahorro de más de 22.000 toneladas de combustible.

Se construyen tres parques fotovoltaicos en la Zona Especial de Desarrollo Mariel de 50 mega watt. Además otros tres con inversión extranjera deberán terminarse el próximo año y aportarán más megawatt de energía solar fotovoltaica al país.

 

Acompañado por varios ministros, el mandatario consideró «lógica» la preocupación popular sobre un posible nuevo Periodo Especial (nombre de la etapa más dura de la recesión que comenzó en 1991 y se extiende hasta hoy), que generó prolongados cortes del servicio eléctrico (apagones) y graves penurias.

Aunque reconoció que habrá afectaciones a actividades productivas y el transporte, señaló que “tenemos una estrategia de desarrollo económico y social” y “existen las bases para la elaboración del plan económico a desarrollar hasta el año 2030, y para un desarrollo económico a más largo plazo”.

El programa

En su discurso de la mañana, Burkeviciene elogió al compromiso de las autoridades locales en la promoción de las FRE y aseguró que Cuba es un referente regional en la aplicación de estos programas.

A su juicio, es posible la implementación en América Latina y El Caribe de las experiencias cubanas en la transformación de su matriz energética por su alta dependencia de combustibles importados para la generación de electricidad, que constituye una contribución a la reducción del impacto del cambio climático.

Uno de los programas anunciados en el encuentro se relaciona con la Eficiencia y Conservación Energética, a cargo de la Oficina Nacional para el control del uso racional de la energía.

El otro versa sobre Fuentes renovables de energía en apoyo al desarrollo local, que implementa el Centro de Estudios de Energía y Procesos Industriales, de la Universidad de la provincia central de Sancti Spíritus.

La UE comprometió un apoyo financiero de 10,5 millones de euros para desarrollar estos programas, que se acometerán bajo el liderazgo del Ministerio de Energía y Minas y el de Educación Superior.

El viceministro primero de energía, Rubén Cid, aseguró que el proyecto conjunto en cuestión contará con «nuestro incondicional respaldo para su conclusión exitosa, bajo la implementación de la Organización de la ONU para el Desarrollo Industrial y del Programa de ONU para el Desarrollo».

El proyecto intervendrá en cuatro sectores (industrial, público, residencial y turismo) y en ocho provincias de las regiones central y oriental del país (Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus, Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma y Holguín) promoviendo la eficiencia energética y el uso de las FRE.

Con ese objetivo, se implementarán proyectos piloto sobre los beneficios de la adopción de sus sistemas de gestión de la energía por parte de organizaciones altas consumidoras. En las comunidades rurales se aplicarán soluciones tecnológicas utilizando fuentes renovables de energía para mejorar la calidad de vida, en condiciones de igualdad y equidad de género y favoreciendo el desarrollo productivo local.

La política

En febrero pasado, ya había sido presentado el Programa de Apoyo a la política de Energía de Cuba, con la presencia del Embajador de la Unión Europea en Cuba, Alberto Navarro.

La iniciativa forma parte del Programa Indicativo Multianual 2014-2020 de colaboración de la UE con Cuba. En esa ocasión se informó que el financiamiento de la Unión Europea ascendería a 18 millones de euros (22 millones de dólares).

El objetivo de este programa es apoyar la implementación de la Política para el desarrollo perspectivo de las fuentes renovables y el uso eficiente de la energía en el país y alcanzar la meta del 24 por ciento de participación de las fuentes renovables en la generación de electricidad para el año 2030.

Hoy la industria nacional garantiza el 40 por ciento del combustible del país, que se utiliza en el funcionamiento de las centrales termoeléctricas.

Otros propósitos son fortalecer institucionalmente a las entidades públicas relacionadas con la aplicación de las FRE y el incremento de la eficiencia energética.

También promover las inversiones extranjeras en este sector; fomentar la preparación de universidades y centros de investigación para la formación profesional; brindar servicios científico – técnicos e impulsar la investigación aplicada y la innovación; y estimular el desarrollo local de las comunidades rurales, facilitando el acceso a las fuentes renovables y el consumo eficiente de la energía. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.