Medio ambiente y economía resiliente, paradigma impostergable

Encuentro internacional en Cuba promueve prevención integrada para reducir de desastres.

En el foro se destacó la urgencia para Cuba y otras naciones de transitar hacia una economía resiliente, menos dependiente de los combustibles fósiles.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 6 jul.- La necesidad de una economía amigable con el entorno, novedades informáticas para llevar la ciencia a los más disímiles campos y la diversidad temática, matizaron la XII Convención Internacional sobre Medio Ambiente y Desarrollo, que concluyó la víspera en La Habana.

La urgencia para Cuba y otras naciones de transitar hacia una economía resiliente, menos dependiente de los combustibles fósiles, ante las evidencias del cambio climático, fue destacada por Odalys Goicochea Cardoso, directora de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente.

En la convención, a la que asistieron entre del 1 al 5 de julio más de 1.300 participantes de 56 países, Goicochea reconoció que también en Cuba somos víctimas de los patrones de consumo enemigos de la sostenibilidad.

“Tenemos políticas definidas pero tenemos que ser capaces de medir los indicadores que de manera integral nos dirán si hemos avanzado hacia esa economía resiliente y menos dependiente del carbono”, enfatizó.

A su vez, reveló que el país está inmerso en el estudio de mecanismos financieros internacionales como el Fondo Verde del Clima para valorar su aprovechamiento, teniendo en cuenta lo elevado del costo de las acciones para mitigar los efectos del cambio climático.

“En un estado insular como el nuestro urge cambiar el paradigma y la forma de hacer y pensar nuestro desarrollo para mitigar los efectos del cambio climático”, apuntó y consideró un ejemplo de ello las acciones realizadas en los últimos dos años como parte de la Tarea Vida (Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático).

A juicio de Raúl Salazar, jefe de la Oficina Regional de la Organización de Naciones Unidas para la Reducción de Riesgo de Desastres, ese programa, aprobado por Cuba en abril de 2017, puede ser beneficioso para Latinoamérica y el Caribe.

La informática al servicio de todos

Durante la convención se presentó el Nuevo Atlas Nacional de Cuba, en formato digital, resultado de un proyecto de innovación.

La obra tiene la particularidad de ser la primera de su tipo elaborada totalmente por especialistas cubanos y que requirió el empleo de avanzados sistemas de información geográfica y de posicionamiento global y de novedosas tecnologías asociadas al procesamiento de grandes bases de datos.

El atlas, que incluye secciones como Mapas Generales y de Referencia, Economía, Naturaleza, Sociedad, Temas Estratégicos, e Historia y Cultura, dispondrá en principio de una aplicación para teléfonos móviles y servicios online, y podría ser llevado a versión impresa en 2020, con la finalidad de poder distribuirlo en escuelas y bibliotecas.

Según Jorge Ángel Luis Machín, director del Instituto de Geografía Tropical –institución que lideró el proyecto-, y el investigador Miguel Marrero Basulto, una versión más completa de la multimedia, con más de 175 mapas y otros atractivos recursos ilustrativos, estará lista para noviembre, en el contexto de la celebración del aniversario 500 de la fundación de La Habana.

A su vez, se presentó un proyecto que persigue aprovechar las potencialidades del proceso de informatización de la sociedad cubana para la predicción y comunicación de los eventos meteorológicos que afectan la agricultura.

El Sistema de predicción de fenómenos y factores meteorológicos que afectan la Agricultura en La Habana, Artemisa y Mayabeque propone implementar un sitio web, socializar la información en las redes sociales y la creación de un espacio televisivo de meteorología avanzada.

Todo en una

Las más disímiles temáticas fueron debatidas durante los cinco días de la convención, que tuvo como lema Por la integración y la cooperación para la sostenibilidad, entre ellos, manejo de la biodiversidad, la gestión ambiental, áreas protegidas y educación ambiental.

La importancia de reducir los daños ocasionados por desastres en las Américas y el Caribe mediante una práctica de prevención integrada por el análisis y disminución de los factores que los causan, fue uno de los aspectos en los que coincidieron expertos internacionales.

Igualmente, en los seis congresos que abarcó el encuentro se analizaron tópicos como política y derecho, regulación y control, museos de historia natural, ciencias de la sostenibilidad, manejo sostenible de tierras, ambientes subterráneos,  transporte y medio ambiente y los desafíos de la comunicación pública en Cuba y sus implicaciones en el entorno.

El programa incluyó la Feria Expositiva Asociada de Tecnologías, Proyectos y Experiencias Ambientales, a la que concurrieron más de 20 instituciones científicas y ambientales cubanas.

(2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.