Pez león a la carta

El voraz azote del mar Caribe encuentra su merecido en la mesa hogareña.

Archivo IPS Cuba

La promoción del pez león como alimento sigue causando dudas entre sus potenciales consumidores.

La Habana, 2 oct .- De amenaza a oportunidad, el pez león se está convirtiendo en un suceso culinario en la región del gran Caribe, a cuyas aguas llegó como los corsarios y piratas que azotaron esos mares en tiempos inmemoriales.

Contra dicha especie se ha declarado desde la pesca intensiva hasta el uso en la cocina, lugar este último en el que apunta a convertirse en un plato con muchas variantes para paladares enterados.

Todo un plato caribeño, el pez león se puede degustar asado con especies y en combinaciones con mango, cerveza, coco y batata o boniato.

Así lo atestigua un libro con recetas para su preparación publicado por Reef Environmental Education Foundation, una ONG de conservación marina fundada en 1990.

Recetas del Pez León (Lionfish Cookbook), asi se llama el texto que ha colocado al “enemigo” en el salón de la fama culinaria en la región.

El libro se inscribe como un nuevo episodio para combatir ese azote de la cuenca del Caribe, considerado especie invasora de rápida propagación, al parecer salida de acuarios en la Florida a raíz del huracán Andrew, en 1992.

Biólogos y pescadores de la región lo tienen catalogado, por su voracidad, como el enemigo número uno para las especies del arrecife en el Caribe y para el ecosistema en su conjunto.

Originario de los océanos Índico y Pacífico, a su alta tasa de reproducción y la casi ausencia de controladores biológicos se unen el apetito voraz tanto de peces como de crustáceos y un potente veneno en sus espinas dorsales, ventrales y anales, que en el caso de los humanos produce una larga lista de reacciones..

Ese impacto adverso incluye inflamación, enrojecimiento, sangrado, náuseas y mareo, dolor de cabeza, dificultad respiratoria, entumecimiento, dolor de articulaciones y en algunos casos fiebre y hasta convulsiones.

Por esa razón, la promoción del pez león como alimento sigue causando dudas entre sus potenciales consumidores. El obstáculo a superar es que “la gente comprenda que no es venenoso, y que aunque tiene veneno en sus espinas, es fácil de manipular y preparar para el consumo”, dijo un experto en Jamaica donde se lanzó una campaña con tal fin. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.