Tormenta tropical Elsa dejó en Cuba agua y daños menores

En el centro del país algunos embalses incrementaron significativamente sus volúmenes y en occidente ocurrieron las mayores pérdidas de cultivos.

Según la meteorología, Elsa, la quinta tormenta tropical de la actual temporada es el organismo ciclónico más temprano en la historia de la ciclonología.

Foto: Tomada de Twitter

La Habana, 8 jul.- El paso de Elsa por la costa sur del archipiélago y su influencia en las zonas montañosas no dejó daños mayores desde la oriental Guantánamo a la central provincia de Cienfuegos. Al contrario, sus precipitaciones son positivas, con aportes satisfactorios de agua para el consumo de la población y el uso agropecuario en meses venideros.

Para evitar pérdidas de vidas humanas por posibles inundaciones costeras, desbordamientos de ríos o fragilidad de las viviendas, fueron evacuadas unas 180.000 personas en entidades estatales y viviendas particulares a lo largo del país, en medio de un escenario complejo debido a la elevada cifra de enfermos de covid-19, sus contactos y sospechosos de haber contraído el virus del SARS-CoV-2.

Los impactos de la tormenta, que abandonó el territorio cubano por la zona norte de la occidental provincia de Mayabeque, se produjeron fundamentalmente en el sistema de generación de energía eléctrica, ya casi totalmente restablecido, así como en algunas viviendas, cultivos, viales y sistemas de abasto o conducción de agua, indican reportes preliminares.

Según las autoridades, la tormenta Elsa puso a prueba la capacidad de movilización ante fenómenos meteorológicos extremos y sirvió para validar los planes de reducción de riesgo de desastres.

A continuación, la redacción de IPS Cuba enumera afectaciones en algunos sectores provocadas por la tormenta tropical en el territorio cubano:

Electricidad y agua

  • Unas 84.000 personas se quedaron sin servicio eléctrico, más del 20 por ciento de la población de Matanzas, el 63 por ciento de los clientes de Mayabeque y 14.318 de Granma. Hubo roturas eléctricas en asentamientos montañosos en el macizo de Guamuhaya, Rodas y Aguada de Pasajeros, en Cienfuegos.
  • Se reportaron 13 viviendas con daños parciales, así como derrumbes en los municipios de Calimete, Jagüey Grande, Matanzas y Cárdenas. En Mayabeque se contabilizaron siete viviendas dañadas.
  • Se interrumpió la entrega de agua a 9.500 personas en Trinidad mediante la conductora de San Juan de Letrán, principal fuente de abasto de esa ciudad; mientras que cuatro estaciones de bombeo sufrieron roturas en Matanzas.

Agricultura

En el sector agrícola, estimaciones preliminares del Ministerio de la Agricultura indican que:

  • Los mayores estragos en los cultivos varios se produjeron en Matanzas y Mayabeque. En este último territorio quedaron bajo agua 1.199 hectáreas de cultivos. Entre ambas provincias se contabilizaron daños en 263,4 hectáreas de plátano, 217,6 hectáreas de boniato y 142,7 hectáreas de yuca.
  • El cultivo más impactado fue el maíz. Solo en esos dos territorios quedaron encamadas 778,8 hectáreas. En medio de la elevada humedad, la recogida de las mazorcas con celeridad evitaría la pérdida total.
  • Las lluvias causaron perjuicios en 158,6 hectáreas de hortalizas en las dos provincias, así como en los cultivos de aguacate, fruta bomba y guayaba.
  • En Matanzas, con el desmontaje de casas de cultivos protegidos, podrían dejar de producirse unas 397 toneladas de hortalizas, aunque existen semillas para sembrar cultivos de ciclo corto.
  • Se reportaron algunos daños a plantaciones de plátano, aguacate, frijol, maíz, cítricos y arroz en la provincia de Granma.
  • Fueron impactados frutales y cultivos varios en Sancti Spíritus y Cienfuegos.

Beneficios para las presas

En meses pasados Cuba venía presentando una situación de sequía de corto periodo, que comenzó a aliviarse con las lluvias de mayo y junio, los dos primeros de la temporada lluviosa, lo que permitió llegar del 19 al 90 por ciento de la media histórica de precipitaciones en mayo, y al 101 por ciento en junio.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), las lluvias de Elsa, aunque inferiores a lo esperado, hicieron un notable aporte a los embalses de Cuba, lo que permitirá disponer de agua en meses venideros, tanto para el consumo humano como en la agricultura.

Antonio Rodríguez, presidente del INRH, informó en el programa televisivo Mesa Redonda que las provincias donde las lluvias resultaron más intensas fueron Cienfuegos (150,4 mm), Matanzas (127,8 mm), Sancti Spíritus (85,8 mm) y Mayabeque (62,5 mm), mientras en seis estaciones pluviométricas el acumulado superó los 300 mm y en 99 de ellos, los 200 mm.

“En ningún lugar se alcanzaron los 400 milímetros pronosticados antes de la tormenta, pero estuvieron muy próximos”, dijo Rodríguez.

El volumen de agua, comentó, “fue muy beneficioso para nosotros, hoy tenemos 5.715 millones de m3 de agua, el 63 por ciento de la capacidad nacional, un aumento de 132,63 millones” en relación con el volumen embalsado al inicio del 2 de julio, “y esperamos que sobrepasemos los 200 millones” con el escurrimiento.

Los mayores incrementos los tuvieron Sancti Spíritus (52 millones de m3), Santiago de Cuba (18,87 millones) y Matanzas (16,71 millones).

Las presas que mayores beneficios recibieron fueron La Zaza, la mayor del país, en Sancti Spíritus (41,7 millones de m3), Cidra, en Matanzas (12 millones), Hanabanilla, en Villa Clara (9,02), Protesta de Baraguá, en Santiago de Cuba (8,48) y Avilés, en Cienfuegos (8,41).

El titular del INRH indicó que 94 embalses incrementaron sus niveles de llenado y 50 superan el 95 por ciento de su capacidad y, de ellos, 33 vierten agua.

En La Habana, donde en junio las precipitaciones fueron 157 por ciento de la media histórica, acotó Rodríguez, existe la percepción de que ha llovido mucho y no existen problemas en la disponibilidad de agua.

Sin embargo, solo una de las cuatro cuencas, Sur, tiene una situación favorable, mientras las otras tienen cobertura para alrededor de cuatro meses, Ariguanabo (90 días), Jaruco (80) y Almendares-Vento (126), aunque esta última subió en la semana 58 milímetros. (2021)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.