Revista católica llama a fomentar libertades ciudadanas

Palabra Nueva llamó a favorecer con mayores libertades el progreso de las y los cubanos y su nación.

Jorge Luis Baños - IPS

La revista Palabra Nueva destaca entre las publicaciones que analizan temas vinculados a la vida social y económica cubana.

La Habana, 6 ene.- En el artículo “La actualización y el fantasma que recorría Europa”, Orlando Márquez, director de la publicación católica Palabra Nueva, analizó la necesidad de crear mayores espacios de libertad en Cuba con vistas al “progreso material y espiritual de los ciudadanos y de la nación”.

Publicado en la última edición de 2014 de la revista de la Arquidiócesis de La Habana, el texto expuso posibles condicionantes del “lento avance de las reformas económicas o “actualización del modelo”, impulsadas desde 2008 por el gobierno de Raúl Castro.

Entre otras cuestiones, refirió el crecimiento de fenómenos sociales como la emigración de jóvenes y el envejecimiento poblacional.

Indicó el autor que, en ese contexto, “no falta el llamado de algunos economistas a acelerar de forma decidida el proceso de reformas”.

Advirtió que “lograr el progreso y mantener en mínimo la brecha entre los que tienen más y los que tienen menos es un reto grande”.

Aunque existen “expresiones y acciones de parte del gobierno que denotan voluntad para poner en práctica ciertas reformas económicas que urgen al país, estas son acompañadas de obstáculos y restricciones que impiden su éxito”, consideró.

Como posible explicación, señaló las insuficiencias del “comunismo científico”, corriente filosófica y política nombrada así por el pensador alemán Carlos Marx (1818-1883).

Para el articulista, las consideraciones políticas de Marx, en el siglo XIX, y el político ruso Vladimir Ilich Lenin (1870-1924), en la primera mitad del XX, respecto a las libertades dentro de los sistemas socialista y comunista, deben ser “actualizadas” en la nación caribeña.

Al respecto valoró que “si consideraciones políticas como estas prevalecen o no son también “actualizadas”, pocas posibilidades tienen de triunfar las reformas económicas y sociales.

Alertó que “la discriminatoria ley de inversión extranjera puede quedar a medias, y todo cuanto debe llevarnos a una situación de mayor prosperidad, independencia y soberanía económicas podría reducirse a palabras o letra impresa”.

No obstante, destacó que “la eliminación de algunas restricciones en los últimos tiempos en nuestro país ha resultado beneficiosa, al menos para una parte de la sociedad. Estos pasos señalan que la libertad individual es necesaria para el progreso personal y social”.

Sugirió fomentar buenas prácticas de consenso social.

Como ejemplo de este tipo de ejercicio, mencionó “la discusión pública de los Lineamientos (documento programático de la reforma)”. “No conocimos todas las propuestas ni si todas fueron incluidas, pero es una vía perfectible que se debe abrir a todo asunto de interés público. El problema es de todos, igual debe ser la solución”, subrayó.

Márquez señaló que “la Doctrina Social de la Iglesia ha definido y defendido la función social de la riqueza, y sugiere que, sin desconocer el derecho a la propiedad y la prosperidad personal, se establezcan mecanismos legales que permitan que quien más tiene sea responsable del que tiene menos.

Recomendó “socializar también la responsabilidad en el destino de toda la sociedad. Esto se logra con instituciones y ciudadanos que defiendan la justicia individual y social”. (2015)

Pie de foto: 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.