Versión del Código de las Familias genera reacciones diversas

Las modificaciones realizadas y las no contenidas en el reciente documento provocan polémica en redes sociales con posibles vaticinios de intención de voto en el referendo.

Según autoridades del Ministerio de Justicia, en la nueva versión se modificó el 47,93 por ciento del contenido y un 2,06 por ciento corresponde a nuevos elementos.

Foto: Archivo IPS

Habana, 20 jul.- Con modificaciones en alrededor del 48 por ciento de los contenidos de su edición anterior, la versión 25 del nuevo Código de las Familias despierta diversidad de opiniones e intenciones de voto en la ciudadanía cubana, de cara al referendo previsto para septiembre de este año.

Según insistió a inicios de este mes Oscar Silvera, Ministro de Justicia, la consulta popular constituyó un importante ejercicio democrático para la construcción de un Código con el aporte de todas las personas.

Durante un intercambio con diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento cubano), el titular adelantó que el documento también incorpora un dos por ciento de elementos nuevos; tanto estos como las modificaciones tuvieron en cuenta mandatos constitucionales y el respeto al derecho de las diversas familias.

En este sentido, integrantes de la Comisión redactora explicaron que no se incluyeron cambios que limitaran el acceso de las personas en igualdad como los derechos al matrimonio y la adopción, dos de los temas más debatidos del actual proyecto de ley.

De esta manera, la propia fundamentación de la versión actual mantiene la supresión del requisito de la heterosexualidad para acceder a las figuras protegidas por el derecho como el matrimonio, las uniones de hecho afectivas, la adopción, la maternidad y la paternidad mediante el uso de una técnica de reproducción asistida.

Tampoco procedieron las sugerencias contra la noción positiva y respetuosa de la crianza sin violencia, la responsabilidad parental y la autonomía progresiva de los niños y adolescentes, indicó Yamila González vicepresidenta de la Unión Nacional de Juristas de Cuba, en declaraciones a medios de prensa.

La comisión redactora destacó aspectos del documento como el reconocimiento al cuidado como derecho, la protección de menores de edad incluso en situaciones de desastres, la tutela urgente ante la discriminación y la violencia, así como la posibilidad extendida de denuncia a cualquier persona que conozca hechos en contra de los derechos enunciados.

Otro de los cambios consiste en una mayor claridad sobre la definición de gestación solidaria, en tanto blinda aún más esta figura y su proceso.

Se suman modificaciones relacionadas con la responsabilidad parental, tanto para salidas del territorio nacional como para la delegación de la guarda y cuidado en favor de terceros; mientras un porcentaje de cambios se relacionó con la redacción y reformulación de enunciados para su mejor comprensión.

Yo voto…

A una semana de la publicación del documento, los comentarios se dividen entre quienes apoyan el cuerpo legal y quienes ya anuncian su voto negativo en contra de la aprobación del Código de las Familias.

AZC Yohandris manifestó su voto afirmativo “por el amor, la familia unida, diversa e inclusiva” en un foro online en el portal web Cubadebate.

Por su parte, Jesús mostró su descontento al no ver modificaciones sustanciales o eliminaciones en los “aspectos más controversiales”. “Nos vemos en las urnas”, añadió.

Esta misma actitud asumió una persona identificada como Correcto, que declaró su desacuerdo con el matrimonio igualitario, uno de los artículos más comentados del proyecto de ley.

A su vez, otro internauta, que se identificó como Incorrecto, consideró que ese es un tema “de dos personas que se aman y deciden hacer un proyecto de vida en común y no es asunto del vecino decidir sobre la felicidad del otro”.

Uno de los temas más controversiales es la posibilidad de adopción para todo tipo de familias, sobre lo cual varias personas no están de acuerdo. Sin embargo, algunas defienden lo postulado en la norma legal.

“Está demostrado que cuando se crece en una familia armoniosa, dedicada, respetuosa y amorosa se crean buenos hijos, buenas personas, buenos seres humanos, más preparados para vivir en este mundo y de estos últimos los he visto salir de muchos tipos de familia, tanto hetero- como homoparentales”, ripostó Humberto en el chat.

Los forodebates e intercambios en sitios digitales y redes sociales dejan una matriz de intención de voto donde no existe un patrón uniforme de aprobación del nuevo Código. Así, se encuentran posiciones divergentes como la de Dayan Noda, quien proclama su voto negativo “ahora y siempre, no coincido con muchos de los artículos plasmados en dicho Código”.

Otros, como Titi, piensan aprobar el cuerpo legal, al considerarlo “Un Código lleno de amor, donde se reflejan las problemáticas conque lidiamos los cubanos de hoy. Mi voto es Sí, por la inclusión”.

Tal diversidad de criterios forma parte del contexto de discusión del proyecto de ley en el IX Periodo Ordinario de Sesiones del parlamento unicameral, a efectuarse en los próximos días. En el encuentro se dispondrá la convocatoria y la fecha del referendo del Código, una de las leyes más debatidas en las últimas dos décadas en Cuba. (2022)

Un comentario

  1. Papá viejo

    Mi voto es no, puesto que sólo se han realizado cambios de forma, obviando la esencia de los temas más polémicos en los debates.

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.