Café cubano piensa en la salud materna y sexual durante la pandemia

Mientras emprendedores entregan mascarillas de tela, alimentos y productos de higiene, Cuba Libro Café dona pastillas prenatales, condones y almohadillas sanitarias en La Habana.

cuba libro café

Conocido por la bandera arcoíris de su patio y ser un lugar libre de discriminación, Cuba Libro es un emprendimiento de la periodista estadounidense Conner Gorry, que reside en La Habana desde hace más de 15 años.

Foto: Tomada del perfil de Facebook de Cuba Libro Café

La Habana, 29 abr.- El café privado Cuba Libro cerró sus puertas desde marzo por la pandemia. No están disponibles los volúmenes en inglés que ofrece la única librería de su tipo en la isla caribeña, ni sus deliciosos cafés, tés y jugos… permanece vacío su patio en una esquina del barrio habanero de Vedado.

Algunos días a la semana, los integrantes del equipo activan la sede para realizar donaciones de productos poco usuales y también necesarios en tiempos de covid-19: pastillas prenatales, almohadillas sanitarias y condones, que reafirman el perfil inclusivo y de género de este emprendimiento surgido en 2013.

“Estoy en el grupo de WhatsApp de Cuba Libro, donde estamos quienes solemos venir bastante al café. Por ahí nos enteramos de las donaciones y los condones”, dijo a la Redacción IPS Cuba la joven Neus Pechero, quien vino en busca de condones y almohadillas.

Pechero es estudiante de filología en la Universidad de La Habana y vive cerca del café, que se define como la primera librería en idioma inglés de Cuba. “Se están enfocando en apoyos diferentes durante la covid-19… este tipo de donaciones no las he visto en otros lugares”, valoró la chica.

“El café suele hacer entregas de condones, pero en estas circunstancias contribuye a una sexualidad responsable, en la medida que tienes acceso más fácil a métodos de protección”, compartió la estudiante universitaria, sobre un producto que suele escasear en las farmacias cubanas.

Conner Gorry Cuba Libro Café

Conner Gorry considera que a la mujer cubana siempre le toca lo más fuerte, incluidas ahora las teleclases, con los niños en la casa, cocinando, teniendo que limpiar, lavar u otras cosas que normalmente la otra parte de la familia no está acostumbrada a hacer.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Responsabilidad social

Conocido por la bandera arcoíris de su patio y ser un lugar libre de discriminación, Cuba Libro es un emprendimiento de la periodista estadounidense Conner Gorry, que reside en La Habana desde hace más de 15 años.

“Tenemos usualmente condones y medicamentos básicos gratis, gracias al apoyo de gente de todas partes del mundo. Donamos todo lo posible: pasta de dientes, jabón y guantes, entre otros productos necesarios en tiempos de covid-19, luego que el 20 de marzo la cafetería cerró por decisión propia para cuidar a la comunidad”, explicó.

“Y teníamos mucho prenatal, íntimas (como se nombran localmente las almohadillas) y condones. Entonces empezamos a localizar consultorios médicos cuyas embarazadas necesitaran prenatal”, narró Gorry.

De esta manera, pudieron cubrir las necesidades de ese medicamento, imprescindible durante toda la gestación, de 10 embarazadas de un consultorio del municipio de Playa, entre las que se encuentra una gestante con una condición de salud que le urgía su consumo.

Alfredo Carmenate es uno de los trabajadores del café a tiempo parcial, además de sus labores como editor y diseñador.

“Participo en un grupo de voluntarios que se dedica a llevar artículos a personas que no pueden salir de casa. Todo empezó porque no podíamos quedarnos tranquilos en la casa y también nos gustaba montar bicicleta. Creamos un grupo que está trabajando en varias localidades de La Habana”, comentó.

Pedaleando, Carmenate ha llegado al Cotorro, uno de los municipios de la periferia de La Habana, a Diez de Octubre y San Miguel del Padrón, también alejados del centro y de la sede del café.

Así, ha atendido a cuatro mujeres adultas mayores, incluida una con discapacidad motora, las cuales no pueden salir de sus casas debido a la vulnerabilidad de la tercera edad al nuevo coronavirus.

cuba libro café

Alfredo Carmenate, Conner Gorry (al centro) y Gabriela Rivera conversan sobre cómo apoyar a los vecinos de la comunidad donde está ubicado Cuba Libro Café en tiempos de coronavirus.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

En las entregas, los voluntarios no se limitan a la donación, sino que hablan con las personas vulnerables, que también necesitan que los escuchen.

“Estamos pesquisando en el barrio a personas que nos han visto crecer, con las que hemos compartido apagones y cumpleaños, y ahora nos toca ayudarlos, medirles la presión, la temperatura y hablarles para que no se sientan solos”, dijo Gabriela Rivera, que estudia fisioterapia y rehabilitación, y trabaja en Cuba Libro.

Por su iniciativa y conocimientos, la joven brinda este tipo de apoyo en su vecindario en busca de que las personas se sientan atendidas y eviten acudir al médico, lo que puede exponerlos al nuevo coronavirus.

Un café inclusivo

Gorry describe a Cuba Libro como un oasis seguro, adonde las personas acuden a acostarse en una hamaca, tomar un café, sin sufrir discriminación por orientación sexual ni identidad de género.

“Tenemos un programa de donaciones, pero también propuestas diseñadas en colaboración con la comunidad LGBTIQ+. Muchos de ellos son nuestros clientes y cuando hablamos de género, la gente piensa en las mujeres, pero es mucho más amplio”, explicó la periodista y emprendedora.

“Hoy en Cuba, la violencia de género puede ser entre hombre y mujer y también en una pareja trans… esas son comunidades vulnerables”, opinó.

Gorry considera que a la mujer cubana siempre le toca lo más fuerte, incluidas ahora las teleclases, con los niños en la casa, cocinando, teniendo que limpiar, lavar u otras cosas que normalmente la otra parte de la familia no está acostumbrada a hacer.

“Me preocupa lo que la gente puede estar enfrentando en su casa, su familia, puede ser violencia de género, alcoholismo, y ahora que estamos encerrados en la casa… ¿a dónde van? Se necesita una respuesta multidisciplinaria para la gente que está enfrentando violencia de género”, declaró.

Al respecto, se pregunta: “¿Qué podemos hacer por ellos? ¿Cómo podemos apoyarlos y llevarles herramientas… porque eso va a durar?”. (2020)

3 comentarios

  1. Javy

    Me siento muy orgulloso de conocer a personas como Conner, Alfre y Gaby, quienes en(probablemente) uno de los períodos más duros por los que ha pasado el planeta, decidieron brindar ayuda desinteresada, gratuita en un momento en elnq hace mucha falta. Muchísimas gracias Conner, Alfre y Gaby.

  2. Conner

    JAVY!!!
    gracias por tu comentario. Sabemos que llegaste a Cuba Libro casi tarde (!) o sea 6 anos después de abrimos nuestras puertas, pero ya esta en el corazón de la comunidad. Realmente, no hay tarde en nuestro oasis.

    Lastima que tu repaso de ingles – tan exitoso! – fue interrumpido por COVID. No te preocupes: vamos ofrecerlo de nuevo. Gracias a ti, amigo

  3. Guedest

    Gracias por haber creado un lugar as’i en nuestra habana donde poder conocer personas, disfrutar de libertad, de cultura y de buen ambiente. Gracias tambi’en por sus donaciones tan necesarias, a’un m’as en estos tiempos, por escoger ser buenas personas en un mundo donde las buenas intenciones escacean.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.