Cuba estudia la cúrcuma para prevenir la covid-19

Aunque estudios clínicos observacionales apuntan a la seguridad y eficacia, se requiere ensayo clínico que confirme su efecto preventivo.

La cúrcuma tiene altas propiedades beneficiosas para la salud y Curmeric contiene extracto de esa planta, pero es una formulación natural compleja.

Foto: Tomada de Internet

La Habana, 27 feb.- Para prevenir la covid-19, que ha provocado en Cuba más de 48.441 contagios y 314 fallecimientos hasta este viernes, se acude a la investigación en diferentes campos.

La medicina natural y tradicional también ha hecho su aporte aprovechando los beneficios de la cúrcuma (Cúrcuma longa L), planta herbácea de la familia de las zingiberáceas nativa del suroeste de la India.

En enero pasado, en la capital cubana se inició un estudio con el producto Curmeric en el personal de los servicios de estomatología, considerado entre los de mayor riesgo, por los aerosoles que se emanan durante los tratamientos odontológicos.

La investigación, liderada por la médica Tania Valdés, jefa del Laboratorio de Teragnóstico, ubicado en el hospital universitario Calixto García, en La Habana, busca comprobar la eficacia del Curmeric en profesionales de estomatología con alta exposición al SARS-CoV-2 en dos clínicas del municipio Plaza de la Revolución.

El Curmeric, con registro en la entidad regulatoria Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología, fue creado con una formulación que contiene extracto de cúrcuma longa.

Es una solución tópica de gargarismos colutorios estandarizada a través de la concentración de la curcumina, dijo el médico cubano Alberto Hernández, en un seminario internacional sobre la contribución de la medicina tradicional en la pandemia de la covid-19.

Al usarse por vía oral y nasal forma una especie de “nasobuco natural que previene enfermedades respiratorias”, aseguró por su parte la jefa del laboratorio fundado en 2015 con el objetivo de buscar evidencias científicas de los productos de origen natural en diferentes patologías.

No obstante, alertó la investigadora, no por comer cúrcuma las personas dejarían de contagiarse, de lo contrario, India no acumularía tantas personas infectadas.

“La cúrcuma tiene altas propiedades beneficiosas para la salud y Curmeric contiene extracto de esa planta, pero es una formulación natural compleja, que incluye otros productos naturales”, explicó Valdés. Además, reiteró que el producto complementa, pero no sustituye las medidas de distanciamiento social, lavado de manos y uso del nasobuco.

Seguir las pistas

El estudio en profesionales de la estomatología da continuidad a pruebas realizadas durante 2020, a partir del trabajo del equipo que, desde conocerse de la epidemia en China, se centró en una formulación con fines preventivos de mayor idoneidad para afecciones respiratorias de origen viral y bacteriano.

La acción antimicrobiana del preparado, que se aplica en forma de gotas nasales y colutorios, se puso de manifiesto contra diferentes cepas de bacterias aisladas de pacientes con enfermedades respiratorias ingresados en el hospital y luego, del personal sanitario.

De acuerdo con Valdés, en el hospital Calixto García a inicios de la epidemia usaron el Curmeric “108 profesionales de las áreas más expuestas y no hubo positivos de covid-19 confirmados; sin embargo, de los 91 que estaban laborando en lugares menos expuestos y no lo recibieron, 12 resultaron positivos”.

La también jefa del proyecto Desarrollo de Nutracéuticos y Fitofármacos de Cúrcuma longa, del Programa sectorial de Medicina Natural y Tradicional del Ministerio de Salud Pública, indicó que desde septiembre y hasta finales de noviembre de 2020 se realizaron estudios clínicos observacionales en la atención primaria de salud.

Se aplicó Curmeric-colutorio y Curmeric-gotas nasales a 488 personas en cuarentena por covid-19, con el objetivo de confirmar la seguridad y el efecto profiláctico de la solución tópica. “No hubo ningún evento adverso grave, ni casos positivos confirmados tras la llegada del producto a sitios con población en cuarentena, de consultorios médicos radicados en los municipios Plaza de La Revolución y Regla”, explicó Valdés a la prensa local.

A su juicio, “fue muy bien aceptado, y con una alta demanda. Quienes lo usaron referían mejorías en personas alérgicas, asmáticas, con sinusitis”. Según dijo, igual ocurrió entre los habitantes de diferentes territorios donde a fines de mayo del pasado año se abrieron eventos; allí le dimos fármaco-divulgación del Curmeric y capacitación al personal encargado de las ventas.

Enfatizó que todos estos son estudios clínicos observacionales, que pueden marcar una tendencia acerca de la seguridad y eficacia de un producto de manera general. “Sería entonces un ensayo clínico el que permitiría la confirmación final de que realmente previene la covid-19”, dijo.

La búsqueda de nuevos espacios para la cúrcuma no se detiene. Según trascendió, recientemente el Ministerio de Salud Pública aprobó un proyecto para el desarrollo de suplementos nutricionales de cúrcuma longa y la evaluación de su efecto preventivo del deterioro cognitivo y de enfermedades respiratorias infecciosas en pacientes geriátricos.

En estos ensayos han intervenido otras instituciones de la ciencia, entre ellas el Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear, el Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos y el Centro de Estudios Avanzados de Cuba.

Curmeric

la cúrcuma empleada proviene de fincas que cumplen buenas prácticas agrícolas, de manera que se garantice la calidad de la materia prima.

-en forma de colutorio/gargarismo, Curmeric se comercializa en la farmacia de productos naturales y homeopáticos, en Calle 6, entre 23 y 25, en el Vedado habanero.

-el preparado está indicado para todas las edades y se puede utilizar en gárgaras o enjuagues bucales tres veces al día y después de cada comida. (2021)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.