Población cubana en alerta frente al dengue

Varias provincias cubanas tienen actualmente altos índices de infestación del mosquito portador de ese virus.

De acuerdo con el doctor Dalsy Torres Ávila, director del Hospital Universitario Manuel Fajardo, un incremento de las acciones contra el mosquito adulto se produjo en 36 municipios del país que muestran niveles de infestación más elevados, entre los cuales se incluyen todos los de La Habana y mayormente municipios cabeceras de otras provincias.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 4 oct.- Cuando prolifera el Aedes aegypti por las lluvias, altas temperaturas y problemas de sanidad urbana, las autoridades sanitarias cubanas tratan de mantener las acciones para controlar la plaga en medio de restricciones económicas, en especial de combustible.

Al menos en la capital, personas bajo sospecha de portar dengue comentan en redes sociales que en varios hospitales se habilitaron otros locales porque las salas no dan abasto para atender a los numerosos pacientes.

Según fuentes cercanas al sector de la salud, varios hospitales crearon salas específicas para pacientes bajo observación. Incluso hospitales generales habilitaron espacios para adolescentes en respuesta al agotamiento de las capacidades en instituciones pediátricas.

Hasta el momento las autoridades sanitarias no han usado el término de epidemia pero sí de altos índices de infestación por mosquitos.

“Pese a las situaciones económicas que enfrentamos, hay un enorme esfuerzo en asegurar los recursos necesarios para evitar las condiciones que favorecen la proliferación del aedes y la transmisión”, declaró al cierre de septiembre a la prensa local el doctor Dalsy Torres Ávila, director del Hospital Universitario Manuel Fajardo.

El mosquito se adapta

Hace apenas unos años no sobrevivía más allá de los 1.200 metros sobre el nivel del mar, ahora se le encuentra generando terror hasta a más de 1.700 metros.

Si antes solo era posible que pusieran los huevos en aguas limpias, ahora aparecen en vertimientos de albañales y agua salobre, cerca de la costa, lo que implica que su hábitat es más amplio.

 

“Sin mosquito Aedes aegypti, no hay transmisión de ninguna de las arbovirosis”, destacó el especialista.

Las arbovirosis son virus transmitidos por artrópodos como el mencionado insecto, entre ellas dengue, zika, chikungunya y fiebre amarilla. Actualmente se reporta una gran epidemia en la región de las Américas, adonde pertenece Cuba.

Desde finales de septiembre hasta inicios de noviembre, es la etapa en que se registra históricamente un pico máximo en la infestación del mosquito Aedes aegypti.

De acuerdo con la médica Carilda Peña, directora nacional de Vigilancia y Lucha Antivectorial del Ministerio de Salud Pública, “es el momento más peligroso, porque es cuando se acrecientan los factores que propician los focos de Aedes aegypti”.

Indicó que hay importantes índices de infestación del mosquito en todas las regiones del país.

“Todas las provincias, en mayor o menor grado, reportan la presencia del vector, principalmente en las cabeceras provinciales, porque es allí donde hay más concentración demográfica, mayor cantidad de depósitos de agua y mayor generación de desechos”, indicó.

El mosquito

“Tenemos condiciones medioambientales similares (en el trópico): estamos en las latitudes de un clima tropical, húmedo y cálido, de ahí que la ubicación geográfica, los flujos migratorios y la presencia del vector, propician las condiciones para la transmisión”, explicó el médico Torres.

“Si no hay vector que transmita, no hay transmisión, no hay enfermedad, porque al ser una infección viral, el virus tiene vida limitada y solo dura alrededor de cinco días dentro del cuerpo de los enfermos”, agregó.

El sistema de salud cubano trabaja no solo en la detección y erradicación de focos, mediante visitas a los hogares donde existen personas febriles sospechosas de ser portadoras del virus, sino también en el aislamiento de los posibles enfermos.

De acuerdo con la directora nacional de Vigilancia y Lucha Antivectorial, se realizan acciones de control en todos los municipios del país, pero se hace hincapié en los sitios donde hay mayor manifestación del vector.

“Aunque continúan los planes de enfrentamiento en todos los territorios del país, el incremento de las acciones contra el mosquito adulto está en 36 municipios que muestran niveles de infestación más elevados, entre los cuales se incluyen todos los de La Habana y mayormente municipios cabeceras de otras provincias”, dijo.

El llamado es a combatir todos los criaderos o los posibles focos donde se replica el Aedes aegypti. Sin embargo, en no pocas ocasiones, las personas se niegan a fumigar o a dejar inspeccionar sus casas, declaró Marcos González, trabajador de la campaña.

Los más vulnerables

La atención médica inmediata es la vía más rápida para evitar la transmisión y las complicaciones.

El cuadro clínico del dengue, en el inicio, se caracteriza por la toma del estado general, dolores articulares, cefalea -alrededor o detrás de los ojos-, y fiebre. No obstante, algunas personas desarrollan la infección sin fiebre.

Los niños, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad y que padecen enfermedades crónicas, orientan los médicos, deben ser vigilados con un mayor celo y dedicación para evitar complicaciones.

En Cuba ha predominado el serotipo 2, aunque se han detectado casos del serotipo 1. Si se tiene la enfermedad con el serotipo 1, puede luego contraerse con el resto, pues no hay inmunidad a ellos.

“Cuando se suceden serotipos distintos en una misma persona, son mayores las posibilidades de un cuadro más severo”, alertó el director nacional de Epidemiología, Francisco Durán. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.