Creyentes celebran en pandemia a la Virgen del Cobre

Popularmente conocida como Cachita, es un símbolo de fe e identidad nacional para millones de personas residentes dentro y fuera de la isla caribeña.

En el Santuario Nacional, en varias iglesias y en centenares de miles de hogares, la Virgen de la Caridad del Cobre se venera como uno de los iconos religiosos más importantes de Cuba, declarada por la Iglesia Católica como Santa Patrona del país.

Foto: Jorge Luis Baños _IPS

La Habana, 8 sep.- Velas, girasoles y plegarias por la salud, paz, bienestar y reconciliación acompañan hoy la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, cuyo festividad debió readecuarse este año a las circunstancias impuestas por la covid-19.

A pesar del aislamiento físico y dificultades económicas acrecentadas por la pandemia, no faltan las muestras de devoción y fe en su Santuario Nacional, iglesias o centenares de miles de hogares donde se venera a uno de los iconos religiosos más importantes del país, declarada por la Iglesia Católica como Santa Patrona de la isla.

Celebraciones discretas

Las autoridades eclesiales cancelaron los festejos públicos como procesiones, incluida la tradicional peregrinación que, en vísperas de cada 8 de septiembre, efectúan miles de personas hasta el Santuario Nacional-Basílica en la comunidad de El Cobre, en Santiago de Cuba, a 860 kilómetros al sureste de la capital.

Se trata de la segunda ocasión en el último lustro que la Iglesia Católica suspende las actividades masivas por el 8 de septiembre en Santiago de Cuba, luego de la cancelación en septiembre de 2017, debido al paso del potente huracán Irma por el región oriental.

Solo se mantendrán las misas en los templos, cumpliendo con las normas sanitarias estipuladas por las autoridades del Ministerio de Salud Pública.

No obstante, en los exteriores de la Basílica se crearon condiciones para que quienes acudieran al lugar recibieran pesquisas y acciones sanitarias como toma de la temperatura, pasos podálicos, desinfección de las manos, exigencia del distanciamiento físico y uso obligatorio del nasobuco, mostraron varios reportes en redes sociales.

Ante esta situación, las autoridades del país autorizaron la emisión de mensajes radiales y televisivos por parte de los obispos católicos en las distintas diócesis.

Desde el 6 de septiembre, obispos pudieron dirigirse a sus feligreses a través de la radio, como parte de los preparativos para  las fiestas de la Virgen de la Caridad del Cobre.

De acuerdo con un reporte de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, hoy tendrá lugar la Santa Misa en El Cobre, presidida por Monseñor Dionisio García, arzobispo de Santiago de Cuba.

Aunque la eucaristía se celebrará a las 7:30 am, el Canal Educativo la transmitirá en diferido a las 9:00 pm.

“Aunque me gustaría ver la misa en vivo, resulta positivo que la televisen y recibir el mensaje de paz y esperanza que siempre transmiten las homilías, mucho más en esta compleja situación que estamos viviendo”, indicó a la Redacción IPS Cuba, Edelmira Rivas, una católica jubilada residente en el municipio Centro Habana, en esta capital.

Sin embargo, para la asistente social Juana Carmona, “si somos un estado laico, todas las iglesias deberían tener la misma visibilidad en los medios, no solo la católica, o que no la tenga ninguna”.

Durante el periodo de la pandemia en Cuba, iniciada en marzo, la Iglesia Católica y otras denominaciones evangélicas fueron autorizadas a emitir mensajes litúrgicos por radio y televisión, dada la imposibilidad de las y los fieles de asistir a los templos debido a la necesidad de mantener el distanciamiento.

Disponer de un mayor y habitual acceso a los medios de comunicación, en su mayoría estatales ha sido un largo reclamo de denominaciones religiosas en este país caribeño oficialmente laico y que vivió una etapa de ateísmo de Estado entre 1976 y 1992.

Como la fecha en 2019, la celebración religiosa de este año ha estado precedida por confrontaciones entre representantes y partidarios del gobierno socialista con activistas y seguidores de la oposición política, que opera en condiciones de ilegalidad.

Organizaciones como la Unión Patriótica de Cuba reportaron la víspera detenciones a activistas que se sumaron a su convocatoria, junto a otras iniciativas, a efectuar por el 8 de septiembre acciones pacíficas en señal de protesta política como salir a espacios públicos con girasoles o prendas de color amarillo (flor y color distintivos de la Virgen).

Historia

La imagen de la Virgen, un pequeño ícono de unos 25 centímetros de altura, data de 1612, cuando fue encontrada por tres pescadores en la oriental Bahía de Nipe, en la actual provincia de Holguín.

Según la leyenda, en la tablilla donde se apoyaba la figura aparecía grabado: “Yo soy la Virgen de la Caridad”.

La Iglesia Católica de Cuba otorgó una especial importancia a la celebración del cuarto centenario de la aparición de la Virgen Mambisa y declaró al 2012 “Año Jubilar Mariano” (año santo).

Como parte de los festejos, la imagen fue llevada en romería por todo el país desde agosto de 2010 hasta el 30 de diciembre de 2011.

El aniversario estuvo precedido del viaje a Cuba en marzo de 2012 del papa emérito Benedicto XVI, quien como “peregrino de la Caridad” visitó el santuario de El Cobre, oró a los pies de la imagen sagrada y le regaló la rosa de oro de la cristiandad.

La condecoración representa una antigua tradición que se remonta hacia 1560 y se trata de un reconocimiento y alta distinción que conceden los papas a las advocaciones y santuarios de significativa “devoción mariana”.

Fue proclamada Patrona de Cuba en 1916 por el papa Benedicto XV. Posteriormente fue coronada en 1998 durante el viaje efectuado a la isla por San Juan Pablo II (1920-2005).

La también conocida como Virgen Mambisa o Cachita, nucleó los sentimientos de independencia entre los cubanos desde mediados del siglo XIX, cuando muchas mujeres llevaban una pequeña medalla para expresar sus ideales libertarios.

El Paisaje Cultural del Cobre y los lugares nombrados del camino de la imagen de la Virgen de la Caridad, recibieron en 2012 la categoría de Monumento Nacional.

El sincretismo entre la religión católica y las propias de personas esclavizadas traídas de África, a quienes los colonizadores españoles les prohibían practicar sus creencias autóctonas, equipara a la Caridad del Cobre con la deidad yoruba Ochún. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.