Cuba autoriza redes autónomas para compartir datos e internet

Las normativas que entrarán en vigor el 29 de julio suponen un nuevo empuje al proceso de informatización de la sociedad cubana.

A partir del 29 de julio, cubanas y cubanos podrán utilizar pequeñas redes privadas para intercambiar información, jugar o navegar en internet desde sus propios hogares.

Foto: Gráfica tomada de Juventud Técnica

La Habana, may 30.-  La decisión del Gobierno cubano de autorizar la adquisición de dispositivos inalámbricos y la creación de redes privadas para conectarse a internet, compartir  datos o jugar en línea, saca de la clandestinidad a cientos de miles de personas que desde hace años se interconectan por esta vía.

Además de establecer la planificación, regulación, administración, gestión y control del espectro radioeléctrico nacional, la medida constituye un nuevo empuje al proceso de informatización de la sociedad cubana en el cual insiste el presidente Miguel Díaz-Canel.

Asimismo, abre las puertas a la posibilidad de compartir una mayor cantidad de contenidos e información entre la ciudadanía y acceder de manera más expedita a las nuevas tecnologías.

¿Qué dicen las normas?

La víspera fueron publicadas en la Gaceta Oficial No. 39 las resoluciones No. 98 y No. 99/2019 del ministerio de Comunicaciones, las cuales entrarán en vigor el 29 de julio.

Establecen los reglamentos para el empleo de redes de telecomunicaciones inalámbricas de alta velocidad en las bandas de frecuencias de 2.400 a 2.483.5 megahertz (Mhz) y de 5.725 Mhz a 5.850 Mhz, así como para las redes privadas de datos, respectivamente.

Según las normativas, cualquier persona natural podrá importar o comprar de manera legal dispositivos inalámbricos como antenas, NanoStation o Mikrotiks, cuya adquisición estaba prohibida y solo podían encontrarse en el mercado informal.

Los usuarios que instalen redes personales al interior de sus viviendas, no requerirán una licencia para operarlas, siempre que sean sin fines de lucro, y no excedan los 100 miliwatt (mW) de potencia radiada efectiva, lo cual equivale a un alcance de 200 a 300 metros.

Por ejemplo, un grupo de jóvenes que vivan en una misma cuadra, podrán compartir juegos y copiar archivos mediante esa red sin necesidad de trámites.

Igualmente, las personas naturales podrán solicitar a la estatal y única Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), (http://www.etecsa.cu/), una licencia de operación para establecer antenas en exteriores y enlazar sus redes particulares con las públicas.

De esta forma, será posible disfrutar del servicio de internet en las casas, sin necesidad de acudir a las más de 1.270 áreas públicas de navegación (Wifi) y 670 salas de computación habilitadas en el país para el acceso a la red de redes, según informes oficiales.

La licencia de operador de redes tendrá un valor de 10 pesos cubanos (unos 40 centavos de dólar), y una vigencia de dos años.

Emplear una antena inalámbrica exterior requiere de otra autorización por idéntico valor, con una vigencia de cinco años.

De acuerdo con los reglamentos, la licencia puede obtenerse a través de un formulario en línea que se habilitará en el sitio web del Ministerio de Comunicaciones, o en las direcciones territoriales de la Unidad Presupuestada Técnica de Control del Espectro Radioeléctrico.

También deberán acudir a dichas instancias para solicitar la autorización técnica quienes deseen importar un equipo inalámbrico de conexión de datos.

El equipo deberá cumplir las regulaciones establecidas por el ministerio, y tras su llegada a la isla será retenido por la Aduana General de la República para su chequeo.

Si cumple con lo establecido, se entregará en un plazo de 30 días. También puede solicitarse autorización con anterioridad y con la entrada al país, solo se procederá a comprobar si es el mismo equipo que fue declarado.

Reacciones

Ever Santos, un informático consultado por la redacción IPS Cuba, consideró muy positiva la decisión y, a su juicio, podría suponer un avance en el proceso de reconocimiento y legalización de las redes autónomas que durante años han proliferado en ciudades como La Habana y otras urbes del país.

Entre ellas sobresale SNET (Street Network o Red Callejera), en la capital cubana, nacida en 2005 y que hoy agrupa más de 20.000 usuarios con computadoras interconectadas en su mayoría por estaciones nano, repetidores inalámbricos y cables de red.

Con homólogas en otras ciudades del interior, SNET ha devenido una gran comunidad sin fines de lucro liderada por jóvenes y cuenta con portales informativos, blogs, foros, redes sociales, webs de clasificados y otros para grupos de estudio y desarrollo científico.

Sin embargo, Santos se preguntó sobre la suerte de SNET a la luz de las nuevas medidas, teniendo en cuenta las limitaciones en cuanto a la potencia y alcance de los equipos que serán permitidos.

“Muchos de los Mikrotik y Nanostation usados en esta red permiten abarcar la conexión en varios kilómetros. Cambiar esas antenas implicará no solo perder en área de cobertura, sino un alto coste para sus dueños”, analizó.

Una consulta en el portal de anuncios clasificados Revolico permite comprobar que el precio de este equipamiento oscila entre los 150 y 250 CUC (equivalentes al dólar), en un país cuyo salario medio se ubica en 30 dólares mensuales.

El portal digital Cubadebate abrió un espacio de Preguntas y respuestas sobre Reglamento de Redes Privadas de Datos, a fin de satisfacer la demanda de información de decenas de cibernautas interesados en el tema.

La mayoría de los foristas saludaron la decisión de las autoridades y coincidieron en la importancia de las nuevas facilidades para la conectividad

Sin embargo, uno identificado como KM puso en duda la calidad del posible acceso a internet desde los hogares teniendo en cuenta la baja potencia de los equipos y redes.

“Si hubiera antenas wifi de Etecsa montadas cada dos cuadras todo estaría bien, pero actualmente no es así, por lo que conectarse a la red nacional desde la casa es casi imposible”, argumentó.

Por su parte, Wilfredo el Original valoró que las personas financian la infraestructura, “pero sigue siendo EtecsaCuba quien se va a seguir beneficiando directamente con esta inversión (…) porque habrá que seguir comprando las tarjetas de navegación wifi y los paquetes de datos a esta empresa”.

A continuación preguntó: ¿Cuándo se promoverá por parte de Etecsa la rebaja de los precios que tiene actualmente?, al referirse a la tarifa de 1.00 CUC/hora.

Desde diciembre de 2018, la entidad estatal amplió la comercialización del servicio de acceso a internet a través de la red móvil de tercera generación (3G) para clientes prepago. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.