Cuba promueve movilidad sostenible para ciudades patrimoniales

Durante el seminario “La bicicleta: uso y recomendaciones para la movilidad urbana” se conocieron acciones para promover el uso de ese medio de transporte.

La Red de Oficinas del Historiador y del Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba coordina acciones de apoyo a la ciclomovilidad en el país.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 23 sep.- Compartir las experiencias sobre la ciclomovilidad en el Centro Histórico de La Habana con las ciudades patrimoniales, para el análisis y posible replicación de la iniciativa, permitió el segundo seminario internacional “La bicicleta: uso y recomendaciones para la movilidad urbana”.

El encuentro, que forma parte del proyecto de cooperación internacional que desarrolla la Sociedad Civil Patrimonio, Comunidad y Medio Ambiente (SCPCMA) con la oenegé danesa Emergency, Achitecture and Human Rights (EA-RH), incluyó experiencias de entidades estatales, proyectos de desarrollo local y empresas privadas.

Según destacó Marta Onieda Pérez, presidenta de la sociedad civil, en esta ocasión se propusieron transmitir esa experiencia a las ciudades que forman parte de la Red de Oficinas del Historiador y del Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba.

“Esta ha sido la gran novedad del seminario. Creo que los participantes están contentos porque han podido detenerse a pensar cuánto han hecho y qué pudieran hacer también con ese tema”, dijo.

Calentar motores

Aunque en diferentes ciudades cubanas es común el uso de las bicicletas, que en parte suplen el déficit de transporte urbano, los conceptos de ciclomovilidad integral están en ciernes.

“Con el Plan Especial de Desarrollo Integral (PEDI) viene aparejado el plan de movilidad sustentable de la ciudad, con un programa para implementar el uso de la bicicleta dentro del Centro Histórico de Sancti Spíritus, según Gretchen Jiménez, directora del Plan Maestro de esa ciudad.

“Estamos en los estudios preliminares, en los contactos con la Dirección Provincial de Transporte y otros organismos, para crear una infraestructura que pueda ayudarnos y un grupo de regulaciones que van a amparar el tráfico dentro del centro histórico. Es una etapa preliminar, pero avanzada”, destacó.

Entre las novedades del proyecto están las actividades en los centros pilotos, con los juegos infantiles que utilizan bicicletas de balance, en espacios para la primera infancia .

Para Erni Álvarez, especialista de la Oficina del Conservador de Trinidad, existe la proyección de fomentar las actividades ciclísticas y ya se gesta un miniproyecto que correspondería a este tipo de acción, desde un emprendimiento privado con la colaboración de la oficina.

“A partir del PEDI, la ciclomovilidad se enfocaría no solo en la zona de conservación, sino en la de transición, que es donde se puede conjugar la actividad ciclística con la movilidad urbana”, señaló.

Por su parte, Evelio Carrasco, director del Plan Maestro de Matanzas, explicó que, aunque no existe aún ningún proyecto de bici en esa ciudad, se trabaja para presentar un proyecto en el territorio, “que tiene un elemento que lo golpea, la topografía, con muchas elevaciones”, apuntó.

De acuerdo con Carrasco, en la zona de Pueblo Nuevo, la parte más plana, sí existe la posibilidad de encadenar estos procesos con el centro de la Atenas de Cuba.

A su juicio, la vialidad de la bici requiere condiciones físicas que hoy Matanzas no tiene y necesita construir. Además, sostuvo que habrá allí un gran proyecto de bicicletas.

En la ciudad de Camagüey, su trama irregular y terreno llano no impide que el ciclismo conviva con el peatón y el transporte automotor, comentó Dayris Brito, especialista en urbanismo del Plan Maestro de esa urbe.

Sin embargo, destacó, la estrechez de calles y aceras, la existencia de quicios y rampas ilegales, convierte esa actividad en un conflicto y un peligro.

“La premisa del Centro Histórico es peatonalizar y el PEDI va a contemplar ejes que sean solo para ciclos, que unan el norte y el sur de la ciudad, sin tener que convivir con el transporte automotor que entra al área declarada Patrimonio de la Humanidad”, sostuvo.

Seguirles el paso

Durante el seminario se expusieron los avances del proyecto de ciclomovilidad en La Habana, con nueve meses de implementación por entidades estatales como la Dirección General de Transporte y por iniciativas de distintos sectores económicos, dijo la presidenta de SCPCMA.

Entre las novedades del proyecto, mencionó las actividades en los centros pilotos, con los juegos infantiles que utilizan bicicletas de balance, en espacios para la primera infancia que funcionan en el Centro Histórico: la Casita Infantil Vilma Niña; el círculo infantil Amiguitos del comercio y la ludoteca Pinocho, ubicados en consejos populares menos favorecidos.

La tenencia de la bicicleta, apuntó Pérez a medios locales, es un tema muy difícil, pero con los juegos infantiles que facilita el proyecto, niñas y niños adquieren movilidad, equilibrio, confianza, seguridad, al tiempo que fortalecen sus relaciones sociales.

El proyecto incluye festivales en La Habana Vieja y otros eventos convocados junto al proyecto de desarrollo local y mipyme Vélo Cuba, destacó.

Al reconocer los avances en la promoción del ciclismo, Pérez admitió que “falta hacer mucho” para sensibilizar, concientizar y realizar acciones en la infraestructura, los ciclocarriles e incluso, en el arbolado urbano, por su función protectora. (2022)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.