Emprendimientos de Cuba apoyan Día Internacional del Jabón Artesanal

Una treintena de emprendimientos cubanos dedicados al jabón artesanal respaldaron la celebración de la fecha.

Apenas inexistente o desconocida en Cuba hace apenas una década, la comunidad de jabonerxs ya constituye un movimiento que prefiere lo natural.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 11 nov.- Emprendimientos diversos unidos en la comunidad de jabonerxs del Movimiento de Cosmética Natural Artesanal en Cuba celebraron el Día Internacional del Jabón Artesanal, el 28 de octubre, convocado por primera vez en el mundo.

La iniciativa, lanzada por emprendedores y productores de la Comunidad Mundial de Jaboneros, promueve la recogida de firmas para que esa fecha sea declarada oficialmente, como reconocimiento a esa práctica que ocupa y sirve de sustento a miles de personas en el mundo.

Cuba se sumó también a la iniciativa con un encuentro que contó con la participación de una treintena de iniciativas de producción de jabón artesanal, que en total suman alrededor de un centenar de pequeños negocios y proyectos de este tipo.

Con sede en El Antonia, bar café privado de La Habana, se concibió como “otra oportunidad de aprendizaje e intercambio, una nueva ocasión de poner nuestros emprendimientos en diálogo con el mundo para fundar y crecer”.

Representantes de emprendimientos diversos contaron sus historias y experiencias, describieron sus productos y sus sueños y compartieron expectativas y aspiraciones.

También hicieron sus presentaciones proyectos aliados al Movimiento de Cosmética Natural Artesanal como la Red Cubana de Mujeres Emprendedoras, Quota S.R.L., SMG Branding y la colección de carteles por el décimo aniversario de la marca D’Brujas, entre otros.

Un encuentro deseado

“Este espacio era una necesidad afectiva porque son mujeres que se admiran, se siguen y se apoyan en las redes, pero no se conocen muchas veces porque viven en puntos distantes de la ciudad y, muchas de ellas, tienen más de un trabajo”, destacó María Karla Figuerola, de Eco Rizos, emprendimiento no dedicado a la producción de cosmética artesanal, sino a otras funciones dentro de esa cadena de valor.

Según comentó, en la organización se sumaron Evelyn Armada Montané, de Corazón de Melón; Melpis Rodríguez, de Isabella Cosmética Natural, y Melissa Cortina, de Sanem.

“Este evento es lo que la comunidad jabonera estaba deseando desde mediados del año pasado”, dijo Figuerola.

En 2022, el primer encuentro, relató, se nutrió no solo de la visualización de las iniciativas, sino también “del mundo en que estaban insertadas como productoras, emprendedoras, mujeres y cubanas, vinculadas a lógicas de producción locales, artesanales y de pequeña escala”.

De aquel encuentro, comentó, soñado por muchas emprendedoras, entre ellas, Liliana Núñez, fundadora de Lilus Habana, salieron varias líneas de trabajo, entre ellas, la formación y profesionalización, pues muchas son profesionales de otros sectores que incursionan en la cosmética artesanal desde la pasión.

Otra arista es seguir visibilizando el movimiento a escala institucional y las alianzas con proveedores como FarmaCuba, M Camacho Internacional y el Centro de Histoterapia Placentaria; también con la academia, mediante la Sociedad Cubana de Ciencias Cosméticas y el Instituto de Farmacia y Alimentos.

En movimiento

“Hacer jabón es nuestra vida, todos los días nos enamoramos de ello y me siento feliz de pertenecer al movimiento. Causa bienestar estar en este gremio que hemos logrado y que va creciendo”, resaltó Eilen Perdomo, una de las socias fundadoras y gestora de ventas de D´Brujas, las iniciadoras de este camino hace ya 10 años.

“Mi emprendimiento se llama Alif Natural Cosmetic, comencé hace año y medio y ha sido un cambio total en mi perspectiva de vida”, dijo Aliuska Fábregas, médico, heredera de una tradición familiar de jabonería, quien ahora tiene una mirada como emprendedora.

En 2019, Evelyn Armada comenzó a fabricar en casa los jabones que necesitaba para proteger su piel, inspirada en su experiencia con la marca Yerbas Vivas, de importación, que un día desapareció del mercado cubano.

Con el nombre de Eve Corazón de Melón, por los lazos afectivos que la unen a su abuela, surgió en 2020 y hoy se comercializa mediante una plataforma virtual y en tiendas de amigas.

La marca Sedavid, creada por Dalgis Chaviano, es una iniciativa que trabaja con la seda producida en Cuba, en la Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey, en Matanzas, a unos 160 kilómetros de La Habana.

Ese emprendimiento se dedica a elaborar cosmética, bisutería y textiles, con el asesoramiento de “profesores, farmacéuticos y cosmetólogos muy preparados”, resalta Chaviano.

El gremio, mayoritariamente femenino, no es excluyente. Aunque hace un año “ni sabía que existía”, actualmente Alejandro Javier Cardoso, de 19 años, está entre quienes hace cosmética natural, con fórmulas propias de jabones, cremas, mascarillas de todo tipo, de la marca Amelú. (2023)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.