Festival de la Rueda promueve uso seguro de las vías en Cuba

Además de actividades para promover el uso de las bicicletas en edades diversas, hubo talleres con propuestas para mayor seguridad de transportistas y clientes.

Iniciativas enfocadas en el empleo de las bicicletas contribuyeron a la realización de talleres, sesiones de reparación y actividades para edades diversas.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 23 abr.- El acoso a muchachas que escogen la bicicleta como medio de transporte o trabajo, las diferencias entre hombres y mujeres en la vía, los peligros y propuestas para mayor seguridad fueron temas de los talleres de intercambio durante el Festival de la Rueda.

Convocada por un grupo de proyectos, negocios y emprendimientos, la cuarta edición de esta iniciativa, entre el 8 y el 15 de abril, estuvo dedicada a educar y sensibilizar sobre el acoso en la vía pública, explicó Adriana Ricardo, directora del proyecto de desarrollo integral comunitario ArteCorte.

Otro de los propósitos fue destacar las bicis como medio de empoderamiento femenino. Al respecto, Ricardo señaló que estas “facilitan la movilidad, se requiere menos poder adquisitivo que otro tipo de transporte”.

Por otra parte, apuntó, en coincidencia con opiniones expresadas en el taller por ciclistas mujeres, “te conectas con tu cuerpo, pedalear ayuda a la mente, puedes apreciar el paisaje desde otra perspectiva y formas parte de una comunidad”.

Al festival se sumaron las iniciativas Cuba 8, Rutabikes, Tropipay, Citykleta #masbicimasvida, Chimuelo, la mipyme-Proyecto de Desarrollo Local Vélo Cuba, Color Café, la Agencia Suiza para la Cooperación y el Desarrollo (Cosude) y la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

Buscar pistas

Junto a clases para aprender a montar bicicletas, reparaciones, talleres de mecánica básica, lanzamiento de carpeta didáctica, ekofiesta, se desarrollaron encuentros en los que participaron transportistas y ciclistas.

El programa incluyó un mapeo de lugares vulnerables al acoso, conducido por el proyecto Our city, our space, con la participación de ciclistas de Vélo Cuba e independientes, de diferentes edades y procedentes de diversos espacios de La Habana, lo que facilitó diversidad de miradas y experiencias, según el entorno.

Aunque existen peligros relacionados con el asedio verbal y hasta físico en la vía por parte de conductores de vehículos diversos, quienes emplean los ciclos como medio de transporte agradecen ese medio, ante el evidente déficit de transporte en La Habana.

“Cada vez que paso por una parada y veo la cantidad de personas esperando el transporte público, agradezco tener la bicicleta”, enfatizó una participante.

Con testimonios y criterios se hizo un mapa de vías seguras, por ejemplo, Malecón, calle 23, generalmente iluminadas y con cámaras de vigilancia, así como de las vías peligrosas, entre ellas, las calzadas del Cerro y de 10 de Octubre, el Anillo del Puerto y las calles secundarias.

Conductores vinculados a los negocios LaNave_App -servicio de taxi, tipo Ubber cubano-, y Mandao -mensajería a domicilio-, se sumaron al Festival de la Rueda en el taller “Construir vías seguras”, para hablar de seguridad y acoso.

Divididos en equipos, respondieron a interrogantes como los problemas experimentados en la vía, entre los que incluyeron dificultades de conexión a internet para el uso de la aplicación mediante la cual se solicitan servicios de transportación, conductas de choferes no profesionales y el creciente número de motos eléctricas.

Refirieron otros riesgos como el contenido de la paquetería de los pasajeros -que podrían contener desde carne hasta drogas-, las personas en estado de embriaguez o discutiendo, así como los viajes hasta municipios y lugares apartados.

Los hombres declararon no haber identificado acoso, pero admitieron que en su labor como taxistas enfrentan momentos de peligro, entre ellos, las paradas en semáforos durante el horario nocturno, donde pueden ser víctimas de asaltos, como ha sucedido.

Otro ejemplo, alertaron, es tener identificado el vehículo como taxi, moto y ciclo como servicio de mensajería, “que les dice a los delincuentes: ahí hay dinero”.

Puntos coincidentes

Aunque algunos criterios sobre seguridad en la vía difieren entre mujeres y otras personas, en varios puntos las opiniones coinciden, tanto para transportistas como para ciclistas y mensajeros.

En los talleres hubo consenso en aspectos relacionados con el mal estado de algunas vías principales y de la mayoría de las calles secundarias, donde abundan los baches e irregularidades en el pavimento, que obligan a realizar maniobras peligrosas para personas usuarias de las vías.

Se mencionaron otros riesgos en el horario nocturno, dados por la falta de alumbrado urbano y el desgaste de la pintura reflectante en las señalizaciones de tránsito.

Sugerencias y propuestas

Para evitar situaciones que pueden poner en peligro a las mujeres en caso de viajar en taxi en las noches, conductores de La Nave recomendaron viajar en la parte trasera, no aceptar los viajes cuando el chofer esté acompañado de otro hombre, así como avisar a sus contactos su localización e incluso, la matrícula y el tipo de vehículo.

Otra propuesta fue crear una aplicación que facilite el acceso a información sobre las vías donde existen vulnerabilidades, ubique calles cerradas y oscuras, zonas no recomendables, así como una manera de reportar situaciones de peligro y que no sea la línea directa de la policía, 106, donde hacen muchas preguntas, lo que expone más a las personas. (2023)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.