Iniciativas cubanas de comunicación visibilizan la Agenda 2030

Participantes en el curso Comunicación innovadora para la Agenda 2030 propusieron trabajos sobre desarrollo sostenible

Participantes del curso Comunicación innovadora para la Agenda 2030, realizado en La Habana.

La Habana, 6 feb.- Hacer de la Agenda 2030 “un fenómeno personal que pudiera mostrar cuánto puede lograrse en función de transformar realidades en favor de un mundo mejor” fue una de las motivaciones del periodista cubano Abdiel Bermúdez para diseñar el proyecto televisivo sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Participante en el curso Comunicación innovadora para la Agenda 2030, auspiciado por el Instituto Internacional de Periodismo José Martí (IIPJM), en alianza con el Sistema de Naciones Unidas (SNU), Bermúdez resultó ganador de un concurso propuesto por colegas que como él se capacitaron recientemente sobre temas vinculados al desarrollo sostenible.

Entre los trabajos que presentaron periodistas, especialistas en comunicación social, educadores y otros asistentes al curso, resultaron ganadores el proyecto televisivo Agenda personal, de Bermúdez y Liudmila Peña, la campaña Ocúpate, de Tamara Rendón y el proyecto ODSuOpinión, de Yariu Zayas.

Según Francisco Pichón, Coordinador Residente del SNU en Cuba: “Cada trabajo tiene un mérito y puede hacer una contribución importante al objetivo compartido de sensibilizar cada vez a mayor cantidad de personas con la necesidad de un mundo mejor, más equitativo y sostenible para el 2030”.

Enfocar la Agenda 2030

De acuerdo con su gestor, el proyecto Agenda personal, aún está lejos de ser presentado como programa de televisión, pero ya cuenta con un guion y algunas grabaciones.

“Nuestra propuesta persigue visualizar historias individuales, familiares, de grupos o entidades que, de alguna manera, se correspondan con los propósitos de los objetivos de la Agenda 2030, en el sentido fundamental de naturalizarla”, explica Bermúdez.

Al respecto, el joven profesional insiste en que debe enfocarse en los medios de comunicación de una manera creativa, “para que no parezca diseñada y dirigida desde los gobiernos, las asociaciones, o sea, desde espacios de poder que tienen una responsabilidad para y con ella, desde el punto de vista nacional”.

A su juicio, la mitigación de cambio climático, la protección de los ecosistemas, la eliminación de la pobreza, la salud y el bienestar devienen “asuntos muy grandes que tienen una expresión diaria en el quehacer de determinados individuos”.

Para Bermúdez, esas personas pueden constituirse también “en ejemplos a replicar en el entramado de las relaciones socioeconómicas en el país, apostando por supuesto a expresiones de la Agenda 2030. Esa es la idea de la propuesta televisiva: encontrar focos de atención en el sentido de replicar esas experiencias y socializarlas”, asegura.

Por su parte, en un comentario en la red social Facebook, Rendón, creadora de la campaña Ocúpate, agradeció “por el espacio de intercambio y aprendizaje, también por la oportunidad de poner en práctica lo aprendido en este concurso sobre cómo comunicar mejor la Agenda 2030”.

Asimismo, manifestó su disposición y la del resto de participantes en el curso de comunicación “para contribuir a visibilizar y concientizar sobre los ODS desde lo que sabemos hacer en nuestros medios de prensa”.

Como antecedente de las iniciativas que contribuyen a capacitar a comunicadores y comunicadoras de Cuba en alianza con el SNU, en noviembre de 2015 sesionó el taller El periodismo ante la Agenda Global de Desarrollo, que contó con el auspicio de IPS y del IIPJM, en La Habana.

La campaña Ocúpate, de Tamara Rendón, resultó una de las propuestas más destacadas del curso organizado por el Instituto Internacional de Periodismo José Martí en alianza con el Sistema de Naciones Unidas.

Iniciativa multiplicada

La Agenda 2030 para el desarrollo sostenible fue acordada por los Estados Miembros de las Naciones Unidas en 2015. Se trata de un compromiso global con una visión transformadora hacia la sostenibilidad económica, social y ambiental, dirigido a revertir los desafíos que enfrenta la humanidad.

El Estado cubano adoptó ese compromiso y considera el cumplimiento de los 17 ODS como una prioridad. En julio del 2021, el gobierno de la nación caribeña presentó a Naciones Unidas su primer informe nacional voluntario sobre la implementación de la Agenda 2030.

Ese documento reconoció las contribuciones del sector no estatal cubano a la implementación de los ODS, así como el aporte del SNU, de 269,9 millones de dólares, para desarrollar programas de cooperación entre 2014 y 2019.

Como desafíos, se señalan “la alta dependencia de las importaciones, la producción nacional de alimentos, así como la transformación de la matriz energética hacia una mayor participación de fuentes renovables de energía”.

En la actualidad, el Marco de Cooperación de Las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible 2020-2024 contempla acciones con múltiples actores que apoyen el avance hacia la transformación productiva ambientalmente sostenible y que garantice la equidad, la inclusión y la calidad de vida de la ciudadanía cubana. (2024)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.