Jóvenes profesionales exponen ideas sobre periodismo ciudadano

Consideran que la noción de ciudadanía se modifica con la ampliación del acceso a los medios informativos.

Archivo IPS Cuba

Los estudiantes se reunieron en grupos para debatir experiencias de participación ciudadana en los medios cubanos.

La Habana, 15 oct.- El periodismo ciudadano y participativo puede ser una alternativa a los medios de comunicación tradicionales si se ejerce con responsabilidad, concordaron participantes en el concurso y jornada teórica “Ania Pino In Memoriam”.

Entre los días 12 y 14 de octubre, asistentes a los talleres construyeron colectivamente los conceptos de ciudadanía y participación que, a su juicio, deben primar en la prensa.

Provenientes de diferentes provincias del país, estudiantes y profesionales destacaron que el periodismo ciudadano no ha de estar sujeto a demasiadas reglas ni tiene que hacerse únicamente por profesionales, siempre y cuando refleje el compromiso de una persona con su comunidad.

Dayron Caballero, alumno de la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba (a 847 kilómetros de La Habana) se valió de ejemplos como las estrategias de comunicación de los llamados “indignados” españoles y los “ocupas” estadounidenses, para apuntar que no importa quién y cómo se da la noticia siempre que tenga interés público.

Otros participantes señalaron que ejercer la ciudadanía a través de los medios implica ejercer la política, por lo cual, detrás de las informaciones siempre subsiste una intencionalidad, aunque no se tenga plena conciencia de ello.

“El concepto de periodismo ciudadano no es nuevo, lo novedoso es el contexto tecnológico que ha propiciado la democratización de las vías para producir y recibir información”, subrayó la periodista Tamara Roselló, del Centro Memorial Martin Luther King Jr.

En los debates se señaló a este tipo de periodismo características como la posibilidad de ofrecer información distinta a la que brinda la autoridad, las diferencias en los modos de contar los hechos con respecto a los grandes medios, y la intercambiabilidad de los roles de productor y emisor.

Según este grupo de estudiantes y profesionales, comprender la participación a través de los medios de comunicación significa ser más sociales, más creíbles y conocer la necesidad de representación que tienen las personas generalmente marginadas o excluidas de los espacios noticiosos.

“Hace falta una agenda estatal, pero también una agenda social”, escribieron en una pancarta a modo de resumen del debate, integrantes de un grupo que construyó una definición propia del periodismo participativo.

También remarcaron que se requiere de la construcción colectiva de las agendas en la prensa, algo que “es muy precario todavía en buena parte de los medios cubanos”, dijeron.

En lo que concierne a los periodistas, anotaron que “es preciso tener valentía e independencia para enfrentarse determinados temas”, mientras que sobre las políticas institucionales, el estudiante Claudio Peláez, de la Universidad de La Habana, dijo que “falta más comprensión sobre el carácter público de los medios”.

Las actividades del concurso Ania Pino In Memoriam tienen lugar todos los años en La Habana y comprenden conferencias, talleres, conciertos, presentación de publicaciones y la premiación de un concurso de audiovisuales. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.