Un perro callejero mira sobre el Capitolio de La Habana

Se trata de la primera foto de la muestra “Tal vez ahora puedan vernos”, que se ha vuelto viral en las redes sociales al unirse al reiterado reclamo de una ley de protección animal.

El maltrato que encuentra a perros y gatos en las calles de Cuba ha sido motivo de reiteradas denuncias en las redes sociales, actos que quedan impunes a falta de una ley que los proteja

Foto: Gabriel Guerra Bianchini

La Habana, 6 ago.- Con las marcas del abandono en la piel, un perro se levanta en gigantescas dimensiones sobre el Capitolio de La Habana, que es la sede del parlamento de un país donde la ciudanía reclama desde hace décadas la aprobación de una ley de protección animal.

Esta imagen, junto a otras cinco fotografías, conforma la miniserie “Tal vez ahora puedan vernos” del fotógrafo Gabriel Guerra Bianchini, que reitera el reclamo de una ley de protección animal en el país caribeño.

Para visibilizar este problema, las composiciones del artista sobredimensionan perros y gatos que vagan desamparados por la capital en algunos de los lugares más céntricos y turísticos: el Malecón, el Capitolio, el Arco de Belén y la Plaza de San Francisco de Asís.

Conciencia ciudadana

Una contraposición de realidades para recordar que una ciudad no solo se define por su arquitectura o historia, es también reflejo de la cultura y el civismo de la sociedad que la habita.

“La Habana será más respetada cuando en sus calles sea raro ver animales sufriendo”, comentó la internauta Marianela Martín en la red social Facebook.

Hace más de una década se estimaba que en la capital cubana existían unos 40.000 perros callejeros,pero se desconocen cifras actuales al respecto.

No fue difícil encontrar protagonistas para la serie, lamentó Guerra Bianchini.

“Fue el desapego e insensibilidad que cada vez abundan más en nuestras calles lo que me motivó”, declaró a la Redacción IPS Cuba el fotógrafo.

La serie, con más de 2.000 reacciones, se hizo viral y ha recibido el apoyo de animalistas, sociedades protectoras y la ciudadanía.

“Excelente proyecto para hacer visibles a los animales como parte de nuestro mundo, nuestra sociedad, y así contribuir a cambiar para bien conciencias y sensibilidades”, comentó Adriana Bárbara García.

Por su parte, Isbel Ferreiro comentó: “Quizás despierte la conciencia de muchos y las instituciones estatales encargadas de la sanidad desarrollen verdaderos programas para ayudar a los animales abandonados. La que existe tiene muy mala fama”.

“No estaría mal imprimir esos trabajos en gigantografías. Y moverlas por toda la ciudad”, propone, por su parte, Danilo Díaz.

Sobre la selección del espacio virtual para exponer su trabajo, Guerra dijo: “siempre me expreso primero a través de las redes sociales, son instantáneas. Facebook es como mi diario abierto al mundo”.

Esa también ha sido una herramienta valiosa para los animalistas, que continúan promoviendo de forma independiente campañas de adopción y esterilización para ayudar a los callejeros.

Los primeros reclamos de la necesidad de elaborar una ley de protección animal realizados a la cartera agrícola datan de 1988.

Foto: Gabriel Guerra Bianchini

Por una Ley

“El objetivo es utilizar el poder de la imagen para recordar cuán necesaria es una ley de protección animal ¡Tiene que llegar ya!”, sostuvo el fotógrafo.

La ciudadanía cubana reclama una legislación de este tipo desde hace varias décadas. El primer anteproyecto se presentó en 1998 por la Asociación Cubana para la Protección de Animales y Plantas (Aniplant), la única asociación protectora con registro legal, pero sin ser aprobado.

Actualmente una comisión dirigida por el Ministerio de la Agricultura trabaja en el anteproyecto de una Ley de Beneficio Animal, para una próxima aprobación ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, informó en julio la revista cubana Bohemia en su reportaje La condena de los Vagabundos.

De este proyecto institucional se desconoce el contenido y en su redacción no participa ningún representante de las sociedades protectoras, recoge la publicación cubana.

En 2017, el proyecto Protección de Animales de la Ciudad (PAC) terminó de recoger 10.000 firmas de ciudadanos para pedir al parlamento que analice una propuesta legislativa de Protección Animal, que asegura elaboran con asistencia de especialistas.

Esta última propuesta abordaría cuestiones como la sucesión- qué ocurre con la mascota tras la muerte de su dueño- la disección, el sexo con animales, el zoocidio, incluso la creación de un registro público de animales.

En la capital y otras ciudades cubanas, crecen las redes ciudadanas de protección animal como Cubanos en Defensa de los Animales y el Grupo de Rescate Animal, además de refugios como Esperanza de vida y justicia. (2019)

Un comentario

  1. Maritza Alberto

    Me parece una idea maravillosa porque puede llegar a muchas personas y sensibilizarlas con el maltrato animal que se ve en nuestas calles a diario y ademas aunque no soy conocedora del arte de la fotografia,me pareces fotos bellas.

Clic para cancelar respuesta.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.