A pesar de las restricciones impuestas por la administración de Donald Trump, los estadounidenses todavía pueden visitar Cuba de forma legal y segura, afirman expertos legales y representantes de agencias de viajes.