Al presentar los resultados del ejercicio de fiscalización en La Habana, la Contraloría cubana detecta daños económicos con un valor aproximado de 142 millones de pesos y 111 millones en moneda libremente convertible, publican medios de prensa.