Autoridades insulares certifican que Cuba inició la temporada alta del turismo (noviembre-abril) en buenas condiciones y esperan sea todo un éxito.