Autoridades sanitarias calificaron de efectivas las acciones desarrolladas hasta la fecha para mermar las poblaciones del caracol gigante africano en la provincia de Matanzas, donde se eliminaron ya más de 25 mil ejemplares.