Bailarines principales de diversas compañías de Rusia protagonizan hoy una gala en Cuba como punto culminante de un programa cultural, con el cual el país europeo agasaja a La Habana por los 500 años de su fundación.