Como muestra de la hermandad entre los pueblos de Estados Unidos y Cuba, la Brigada de solidaridad Venceremos llega a la centro-oriental provincia cubana de Camaguey, a pesar de la desaprobación de la administración de Donald Trump.