Con el objetivo de que las personas tengan acceso a una comida local sana, fresca, orgánica, surge en Cuba el primer Mercado de la Tierra, de Finca Vista Hermosa, el cual se incluirá además en el proyecto de Slow Food.