Cuba apoya en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas la renovación por un segundo periodo de tres años del mandato del experto independiente en protección contra la violencia y discriminación por orientación sexual e identidad de género. La resolución es adoptada por 27 votos a favor, 12 votos en contra y siete abstenciones.