Cuba condena las sanciones económicas de Estados Unidos contra Venezuela y las califica de brutales, crueles e ilegales por los daños humanos y privaciones que provocan.