Cubanos que prestan servicios en diferentes naciones y los integrantes de misiones estatales votan por la nueva Constitución de su país.