El canciller cubano, Bruno Rodríguez, califica de prácticas gansteriles de amenaza y castigo las recientes acciones de Estados Unidos para impedir la entrada de combustible a Cuba y ratifica que su país seguirá luchando.