El Castillo de Santo Domingo de Atarés, enigmática fortaleza militar construida por la colonia española para integrar el sistema defensivo de La Habana tras la ocupacion inglesa, abrirá sus puertas al público el venidero noviembre con motivo del aniversario 500 de la capital cubana.