El cuerpo sin vida del cubano Roilán Bárzaga Pérez -joven enfermero y homosexual- es encontrado en un cañaveral, en las afueras de Contramaestre, oriental provicia de Santiago de Cuba.