El departamento de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá (IRCC, por sus siglas en inglés) anuncia la disminución de sus programas y servicios en La Habana, debido a una reducción de personal anunciada el pasado enero.