El gobierno cubano anuncia medidas para recuperar la fuga de divisas que actualmente ocurre en el país, sobre todo en equipos electrodomésticos y otras mercancías que ciudadanos cubanos compran en el exterior y venden luego en el mercado nacional.