El Gobierno de Cuba indulta a dos mil 604 personas privadas de libertad en consonancia con postulados de la nueva Constitución de la República que favorecen la reinserción social de los sancionados.