El gobierno del primer ministro Justin Trudeau anunció que reducirá el personal de la embajada en La Habana a la mitad tras confirmar que otro diplomático canadiense presenta “síntomas de salud inusuales”.