El informe final sobre el accidente aéreo ocurrido el 18 de mayo de 2018 en La Habana apunta como causa probable “el desplome de la aeronave, como consecuencia de una «cadena de errores de factores humanos».