El más icónico autorretrato del reconocido pintor ibérico Francisco de Goya, que data del año 1815, llegará a Cuba mediante un préstamo del madrileño Museo Nacional del Prado, para ser expuesto durante la visita a La Habana de los reyes de España, prevista para noviembre próximo.