El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba rechaza la declaración del departamento de Estado de Estados Unidos, adjudicada a su secretario, Mike Pompeo, en la cual se pretende cuestionar el referendo del pasado 24 de febrero.