El Ministerio de Salud Pública de Cuba informa que tras investigar los sucesos asociados con la vacunación con PRS que recientemente fueron noticia por el fallecimiento de la niña Paloma Domínguez Caballero, de un año de edad, se demostró que la causa de los eventos presentados por las tres niñas afectadas (dos de ellas se recuperaron tras tratamiento médico) fueron por violaciones de las normas establecidas en la vacunación, provocados por negligencias durante el proceso de conservación, preparación, manipulación y exposición del bulbo utilizado.