El ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, destaca la solidez de los movimientos literario y editorial en la Isla, que facilitan el acceso de la población a la lectura.