El Peace Boat, o Crucero por la Paz, que desde hace varios años visita Cuba con supervivientes de las bombas atómicas lanzadas por EE.UU. en las ciudades japoneses de Hiroshima y Nagasaki no podrá tocar tierras cubanas como estaba previsto el próximo 13 de junio, debido a las medidas puestas en práctica por la administración estadounidense de prohibir la entra de cruceros a puertos de la isla.